Mujeres que siembran futuro conservando su territorio

Nayibe Ángulo vive en la vereda Llano Bajo, ella lidera la Corporación social, ambiental, ecológica y turística — COSETUR que recibió apoyo del Programa de Pequeñas Donaciones -GEF, ejecutado por el PNUD para implementar una estrategia de adecuación y señalización pedagógica del sendero El Tatabro en el Consejo Comunitario de Llano Bajo. Este sendero permitirá desarrollar un proceso pedagógico interno con jóvenes, niños y adultos sobre guianza e investigación local para fortalecer la gobernabilidad en su territorio.

“La mujer aporta en la protección de los recursos que tenemos y eso va desde los hogares con nuestros hijos inculcándole el respeto por la naturaleza y los adultos mayores, que son los guardianes del conocimiento y las costumbres de nuestros ancestros. En nuestras manos esté el futuro de nuestros hijos, nuestros pueblos y el país, somos mujeres sonadora que pensamos en la transformación sin dañar, en el aprovechamiento de los recursos de nuestro territorio sin que se acaben”, Nayibe Angulo.

La construcción del sendero ha sido un trabajo comunitario y una excusa para encontrarse en comunidad. Hasta ahora se han hecho 24 mingas para su adecuación y señalización. También la comunidad esta trabajando en en fortalecimiendo de su organización. Nayibe y Maria Eugenia asistieron, en septiembre del 2016, a un evento de Ecoturismo en La Plata Bahía Malaga, atendido por Ecomanglar.

“En esta visita pudimos mirar cómo están de fortalecidos en lo organizativo, distribuidos los diferentes roles dentro de la organización de ecoturismo y evidenciar que tienen buen funcionamiento y queremos aprender y tomar ideas o pensarnos en otras cosas para nosotros a partir de lo que ellos son”.afirma Nayibe.

Los asociados y Cosetur e integrantes de otras organizaciones ambientales y ecoturisticas de las veredas de Sabaletas, San Marcos, y Agua Clara se están preparando para convertir su territorio en un lugar mágico para el turismo sostenible.

“El sueño de Cosetur es ser el eje principal del Turismo en el corregmiento número 8. Estar posicionado en Buenaventura y brindar servicios de guianza y alojamiento de calidad, pero sin dejar el tema de conservación, porque como nuestro lema lo dice estamos aprovechando y cuidando lo nuestro”, Nayibe.
“El proyecto a mi me ha aportado mucho porque he aprendido muchas cosas que jamás pense que iba a saber, pero sobre todo he conocido personas con una calidad humana muy grande de otras oganziaciones y a mis propios compañeros. Sabemos que estamos sembrando y trabajando para tener un futuro mejor con empleo para la comunidad y valorando lo que tenemos. El proyecto nos da herranientas que nos dan esperanzas de un futuro mejor”. Termina Nayibe.

Fotografías: Juan Gabriel Soler.