tHEtAKEAI: algo más que 24 fps

Si miraras cinco años atrás y alguien te dijera, que en 2017 comprarías la gafas de Ryan Goslin en La La Land, realizando dos clics sobre un contenido de video digital, hubieras pensado que se trataba de una auténtica locura.

Los tiempos que vivimos desde luego no son los tiempos de los escépticos, si no de aquellos que transcienden más allá de las posibilidades técnicas, imaginando y re-escribiendo nuevos modelos de negocio aún por descubrir.

Llevamos algo más de una década construyendo y generando entre todos la sociedad de la información y el contenido, comenzamos con una digitalización de texto, audio y video, fuimos aumentando calidades en la medida que las máquinas, los desarrollos y las redes evolucionaban, pero durante más de diez años no hemos podido profundizar en las señales digitales que teníamos entre las manos, siempre nos han parecido digitales (pero planas), no había mucho más que hacer aparte de visualizar, escuchar o leer.

El desarrollo hardware en la industria del video juego así como los avances de computación paralela en cloud nos brindan posibilidades de proceso que hasta hace pocos años nos parecían retos imposibles o propios de la ciencia ficción.

Con Deep Learning pasamos a un nuevo estado en el que el plano digital se convierte en exponencial y el modelo de negocio muta a tridimensional, si podemos mapear y etiquear todo el contenido que tenemos en imagen y video, pasamos a una nueva fase de Internet, en el que el link building puede llegar a multiplicarse por 3.

Ya no se trata de crear links en páginas sobre un texto, si no de entrar dentro de un contenido y multiplicar sus posibilidades.

El siguiente paso será la combinación y el remix entre todas las nuevas etiquetas (tags y metadata) que van a florecer dentro de la imagen y el video, junto con el resto de contenido ya integrado en Internet, combinaremos videos e imágenes entre sí, así como pistas de audio de diferentes señales, imaginad una especie de Wikipedia hiper-relacionada que se traslade dentro del contenido media ya generado, lo veremos y antes de lo esperado, estamos en el segundo paso de digitalización de este tipo de contenidos que abrirá una generación nueva de contenido digital, basada en sus interrelaciones y modos combinatorios.

Se abre una puerta nueva para el eCommerce, los canales digitales de retail se re-inventan, las cadenas de valor cambian y los intermediarios (los que fueron nuevos y digitales) pasan el relevo.

La publicidad adquiere un nuevo nivel ya no por el reconocimiento de la marca o el producto en cuestión, si no por la posibilidad de identificar las localizaciones, a quien no le gustaría tomarse un café en el club de Jazz que aparece en La La Land.

Amazon, quizá sea el mejor posicionado dentro de este nuevo casting de actores, pero que ocurre con los estudios de producción de cine y televisión, aquellos que pasaron por un proceso de disrupción tan acentuado, se han dado cuenta de la nueva puerta de oportunidad que les brinda esta tecnología, ¿Qué valor adquiere el patrocinio de publicidad de marca tradicional en cine de toda la vida?

¿Qué va a ocurrir en las plataformas de Video bajo Demanda de pago por subscripción mensual?, ¿tendrá sentido seguir con este modo de monetización?, ¿tendría sentido que se ofreciera la plataforma y los contenidos gratuitos para el usuario en pro a explotar los derecho de brokerage, publicidad y eCommerce?, ¿se ha conseguido por fin un método publicitario natural, no molesto, ni intrusivo, embebido y atractivo?

Como usuarios, ¿qué información y datos sobre gustos o preferencias podemos ofrecer de cara a recibir servicios extraordinariamente personalizados?, ¿qué nos tendrían que dar a cambio?

¿Qué ocurre con plataformas de reconocimiento de video en tiempo real para ciegos como AIpoly?, en el que usando la cámara del móvil se reconoce cualquier producto o marca, ¿cuánto tardaremos en realizar un pedido en Amazon Fresh capturando una foto con nuestro móvil?

Pensábamos que sobre contenido estaba todo escrito, pero sin duda no hemos hecho mas que comenzar a pensar que hacemos con todo lo que ya tenemos digitalizado, ahora que ya podemos procesarlo, en cuanto lo entendamos y lo combinemos adecuadamente, vamos a llegar a ecosistemas de contenido y negocio digital nuevos y pendientes de explorar.