Por qué este católico votará por Carlos Alvarado

Empezaré citando una frase de Fabricio Alvarado:

“El país ha perdido el rumbo no por el ruido de los pocos, sino por el silencio de los muchos.”

No podría estar más de acuerdo, en este clima electoral lo que más ha reinado ha sido el odio, la prepotencia, y el irrespeto de los pocos. Mientras que los muchos (no todos, pero me incluyo) , los que queremos ver bien a Costa Rica nos hemos quedado callados, evitando discutir o debatir, creyendo con que ir a votar basta, pero no.

No soy un politólogo, ni economista ni siquiera un analista, pero como ciudadano le intentaré dar mi humilde opinión, según lo que he investigado. Por lo mismo, si en algún punto piensa que me equivoco por favor corríjame. Le prometo que no lo trataré de convencer. Solo quiero que me entienda y que ojalá esto le ayude a confirmar o aclarar su voto.

Mi razón de votar por Carlos va más allá de la parte polémica, es una razón integral que va por la educación, economía, cultura y desarrollo, pero partiré de los puntos que más incomodan :

  1. El matrimonio igualitario

Para nada soy un católico ejemplar, me falta mucho, pero siempre he pensado que el Dios en el que yo creo se resume en una palabra: Amor. Tanto así que uno de sus mandamientos es: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Esa es una buena razón por la que yo quiero que todos puedan tener los mismos derechos que yo tengo.

Tengo amigos y conocidos homosexuales que son grandes personas, grandes profesionales y que no le hacen daño a nadie, ¿Quién soy yo para negarles su derecho, su seguridad y su felicidad? ¿En qué me afecta? La palabra matrimonio ni siquiera es una palabra inventada por el cristianismo. Si usted piensa que el matrimonio entre hombre y mujer es lo correcto, pues cásese con un heterosexual y deje a los demás vivir su vida. Nadie lo va a obligar a hacer lo contrario.

2. Guías sexuales

La frase “A mis hijos los educo yo” es cierta, nadie le va a quitar ese privilegio, si usted no quiere que sus hijos reciban educación sexual, envíe una carta al colegio para que no la reciban. Pero antes, ¿se ha puesto a pensar cómo están siendo educados los hijos de los demás? ¿Ha investigado acerca del montón de embarazos adolescentes que se dan en Costa Rica? Que de paso generan pobreza ¿Ha visto el montón de relaciones impropias? Como por ejemplo de señores que se juntan con niñas ¿Ha visto el montón de abusos sexuales que se dan en los colegios? ¿Sabe que muchos jóvenes se suicidan por discriminación debido a sus preferencias sexuales?

Yo sí pienso que la educación sexual es necesaria y urgente. Más en un tiempo donde los jóvenes están mucho más expuestos a todo (Internet) ¿Usted piensa que debe ser ajustada? Levante la mano, pero no solamente se oponga.

3. El aborto

El punto más difícil de digerir para mí, puesto que estoy en contra del aborto y va más allá de mis creencias, es porque considero terrible matar a un ser inocente incapaz de defenderse por si mismo.

Ahora bien, investigando, he comprendido que los pro abortistas no son necesariamente asesinos o personas insensibles, tanto así que hasta en Italia (El país donde está el Vaticano) es legal.

El hecho de que el aborto sea ilegal, no significa que no suceda, sucede y por ser clandestino pone en riesgo también la vida de la mujer. También está demostrado que en los países desarrollados donde es legal, los abortos han reducido. ¿Por qué? Porque no es un estigma, porque se informa y porque se acompaña e informa a la madre con la intención de que no lo haga. Aquí un video muy útil acerca del tema.

También, investigando entendí que Carlos Alvarado no está a favor del aborto a diestra y siniestra, solo propone la institucionalización del aborto terapéutico, o sea que sería legal sólo y únicamente cuando la salud física o mental de la madre se pone en peligro, o cuando se sabe de antemano que el bebé morirá al nacer, todo comprobado por un doctor. En caso de una violación (salud mental), aunque yo esté en contra del aborto, jamás podré ponerme en los zapatos de esa niña o mujer que esté pasando por esa situación y tampoco veo correcto obligarla a pasar por todo ese trauma.

Finalmente, si todavía considera que no es suficiente, no se incline solo por este punto para tomar su voto. Eventualmente no depende solo del presidente su aprobación.

4. Estado Laico

El estado laico no es sinónimo de estado ateo. Hasta el mismo Papa Francisco está de acuerdo que sería favorable para el catolicismo.

5. La familia

El gobierno no vendrá a imponerle a usted cómo formar su familia, su familia está segura y depende de usted. Por eso, ¿por qué usted le va a imponer a alguien más cómo tiene que ser su familia?

6. La preparación del candidato y su equipo

Siempre he visto a Dios como un amigo y un guía, si quiero lograr algo no le pido lo que quiero lograr, le pido fortaleza para alcanzarlo. Porque no veo a Dios como un genio que concede deseos, no hay personas “elegidas” hay personas preparadas y esforzadas, que también pueden ser creyentes.

No solo bastan las buenas intenciones para ser presidente de Costa Rica, se necesita preparación, alguien que sepa liderar un país. Carlos Alvarado no solo tiene buenas intenciones, tiene preparación y sus diputados también. No dudo que el partido de oposición tenga buenas ideas , pero muchos (no todos) carecen de preparación académica y profesional para afrontar el reto. Además si no saben responder una simple pregunta, imagínese cuando tengan que enfrentarse al problema de frente.

También basta con comparar los planes de gobierno y darse cuenta cuál propone más y de manera más concreta para todos los problemas que más nos preocupan.

Si no los ha leído, le pongo los links aquí:

Plan Carlos Alvarado

Plan Fabricio Alvarado

7. Los mismos de siempre

Eso no es verdad, el error de esta administración fue prometer de más, pero tampoco se hizo una pésima gestión como se habla en redes sociales. Para muestra estos resultados Aquí.

Hay que recordar también que el estado en que se recibió este Gobierno después de los dos mandatos del PLN.

Les digo la verdad, a diferencia de otros años, esta vez me costó mucho decidirme y encontré como aprendizaje no volver a votar por partidos, sino votar por lo mejor por Costa Rica. Así como le di mi voto al PAC se lo pude haber dado al PUSC que también tenía una muy buena propuesta. Téngalo por seguro que si Carlos Alvarado y su gobierno hacen algo incorrecto a mi parecer, lo señalaré, porque mi única bandera es la de Costa Rica.

Finalmente piense en esto, en los países más desarrollados ya han pasado por lo mismo, ¿y qué pasó?. Las iglesias no se han caído, las personas no se han deshumanizado, ni tampoco viven en un infierno. Al contrario, hay menos asesinatos, menos pobreza, menos odio y más tolerancia.

Lo único que le le pido es que vote informado, no vote por lo que le dicen o por lo que vio en una sola fuente. Si lo necesita ore, pero vote con la mente y el corazón, no con el hígado. Vote por Costa Rica.