Intro

Nunca he sido buena para las palabras, a decir verdad me confundo y me hago bolas con ellas. Se podría decir que no llevamos una buena relación. Sin embargo, siempre me gustó leerlas y citarlas. Así que es lógico detenerse y pensar: ¿Qué carajos hago yo escribiendo en este momento?


La verdad es esta; SIEMPRE (sí, en mayúscula) me ha encantado la idea de empezar un blog, uno en donde comparta al público mis pensamientos y mis extrañas maneras de conectar mis ideas en palabras (algo que considero un reto un tanto difícil).

La idea surgió leyendo a mis influencers favoritas: @dearmilano y @cherrychris, a quienes considero (entre otras personas) modelos a seguir. No sólo por el hecho de que viajan, visten increíble y escriben padrísimo, sino porque detrás de todo eso que nos muestran en sus redes sociales son mujeres que empezaron desde abajo, creciendo y luchando sin parar hasta conseguir lo que ahora tienen y siguen trabajando en ello. Entonces sí, fue más o menos como un empujoncito para atreverme y empezar esto.

Como bien dijo DearMilano en uno de sus posts:


Todo comienza dentro de ti.
Tequila, Jalisco