Más tiempo no es más eternidad

Pronto llegará la noche

púrpura y espesa

como la sangre

de los animales muertos

La memoria

habrá de extinguirse

como el fuego

en los días de invierno de 1953

No recordaré

el rostro de mi madre

ni mi nombre

ni los libros que leí

en la juventud

y me salvaron

del tedio y el suicidio

El olvido

se interpondrá

entre nosotros

invisible

como el sonido del rayo

y nos pondrá lejos

muy lejos

otra vez

donde siempre debimos quedarnos

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Parnasiense’s story.