Jazz Vilá en la farándula cubana

La Habana, ciudad maravilla, puede ser considerada como una de las capitales culturales más importantes del mundo. En el día a día de la urbe capitalina destacan sus variadas propuestas musicales, bailables, de las artes plásticas o teatrales y si la avenida 23 del Vedado es la calle de los cines, la calle Línea destaca por poseer un amplio circuito teatral.

Hacemos un recorrido por esa vía, colmada de los famosos almendrones, y llegamos a la treintañera sala Adolfo Llauradó, en la cual, desde el mes de marzo, son insuficientes los asientos para disfrutar de Farándula, la última creación de la compañía Jazz Vilá Projects que, al decir de su director, está dedicada especialmente a la gente joven.

A ese público, que quizás nunca ha ido al teatro, pero que le gusta disfrutar de momentos divertidos, alegrías y nuevas experiencias, Jazz Vilá le dedica una obra donde ¨se ocultan las verdades y se gritan las mentiras¨, pero sobre todo se manifiestan las diversas realidades de la Cuba actual.

Con un elenco donde lo mismo encontramos a la ganadora de la Concha de Plata a la mejor actriz en el Festival de San Sebastián de 2015, Yordanka Ariosa, que al joven Jomy Marull, recién graduado de la Escuela Nacional de Arte, podemos decir que Farándula es clara muestra de que las ganas de hacer teatro en Cuba se encuentran bien vivas.

Actuaciones orgánicas y convincentes como las de la propia Yordanka en el papel de la doctora Elena, Camila Arteche y su prejuiciosa enfermera Sara, el oriental Yoyo de Omar Rolando y el Lorenzo de Carlos Busto, se complementan con otros talentosos actores y actrices para dar vida a la producción.

Esta comedia ¨sabrosa, pero peligrosa¨ utiliza como pretexto la apertura de una galería para la confluencia de cuatro personas con vidas conflictivamente unidas y abordar acerca de la migración, la soledad, la diversidad sexual, la corrupción y lo éticamente correcto en cuanto a arte se refiere.

La caracterización de los personajes con un color personalizado, convierten las tonalidades en una extensión de los caracteres psicológicos y se presentan en un escenario, donde destaca la sencillez en el uso de los recursos y el toque minimalista, últimamente casi generalizado en las representaciones teatrales cubanas.

¨Vivir siempre de apariencias, solo por el que dirán. Amores por conveniencia, hay tremendo viene y va¨ es uno de los fragmentos de la canción compuesta por Osmani Espinosa especialmente para la obra e interpretada por Alex Duvall, iniciativa que se añade a las novedosas tendencias promocionales de la compañía para bien del entorno cubano, como la activa presencia en redes sociales, crear un corto audiovisual y rodar en bicicletas por La Habana.

Creada en el año 2015, Jazz Vilá Projects presenta en su repertorio realizaciones como Rascacielos y Eclipse, que llegaron a importantes escenarios de Estados Unidos y República Dominicana respectivamente. Y, cada vez que termina una función se escucha en el público un ¡Fantástico! de su director, pero fantástico es convertir, a pesar de los sacrificios, cada día el sueño de hacer teatro en realidad.

Por: Yasmani Pérez Forteza, estudiante de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana