Hagamos un experimento

Hagamos un experimento, te entrego mi hipotálamo y prueba cuanto quieras estimularlo, que le diga a mi cerebro que todos esos clichés de películas románticas pueden ser reales con vos…

Hagamos un experimento fingamos que mi corazón también controla mis emociones y proporcionalé las necesarias para confiar que jamas va a terminar de escuchar tus historias locas, tus planes conmigo …

Hagamos otro experimento (él último) finjamos que los sentimientos son como piedras que no importa que suceda se mantienen intactos… ¡Esta bien! ¡basta de experimentos! Sé que ni mi hipotálamo, ni mi corazón son piedras… Que ya sin haber experimentado ya se creyeron todo y que ahora no hay vuelta atrás… Que si todo falla solo les queda un “reset”.

Temo por él día en que ya no hayan mas reset…

Like what you read? Give Lady Blu a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.