Obra de más de 14 millones de soles en Cayaltí quedó incompleta

Más de catorce millones de soles fue el monto que destinó el Ministerio de Vivienda para una obra de Agua para Todos en el distrito de Cayaltí. Sin embargo, a pesar de que el proyecto fue exonerado de licitación a favor de CONCISA, la obra fue recepcionada incompleta por el municipio y en medio de serias irregularidades. Esta es la historia.


Otra obra que no se terminó y en la que CONCISA participó integrando el Consorcio Guadalupe I, se encuentra en el distrito de Cayaltí y se denominó “Mejoramiento del Plan Maestro de Saneamiento Agua Potable, Desagüe y Tratamiento de aguas residuales del cercado de Cayaltí y anexos”.

Todo empezó el 2008 cuando mediante la Resolución de Alcaldía No 419–2008-MDC-A del 17 de diciembre de ese mismo año, se resuelve exonerar a la municipalidad de Cayaltí del proceso de selección de Licitación Pública por causal de “situación de desabastecimiento inminente” y se autoriza contratar mediante acciones inmediatas a las empresas que se encargarían de ejecutar y supervisar la obra.

Requerimiento de acusación fiscal que pesa contra el ex alcalde Cayaltí, Carlos Arvañil por presuntos delitos de colusión y peculado en la exoneración de esta obra.

La empresa que se encargaría de ejecutar la obra sería el Consorcio Guadalupe I que incluía nada menos que a la empresa CONCISA.

Según este documento del Sistema de Seguimiento, Evaluación y Monitoreo (SISEM) del Ministerio de Vivienda, Costrucción y Saneamiento, destinó para la obra 14 millones 824 mil 811 soles.

La obra se recepcionó en el 2010 durante la gestión del ex alcalde, Carlos Arvañil Saldaña y el 21 de diciembre se emitió la resolución de alcaldía N° 486–2010-MDC-A aprobando su liquidación final.

El 29 de diciembre del 2010, faltando solo dos días para que Arvañil dejara el cargo, este autorizó la devolución de la carta fianza que garantizaba la obra por un millón 432 mil 336 soles.

Sin embargo, en un reportaje de Poder Ciudadano dimos cuenta de que a pesar de la recepción de la obra, ésta se encontraba inconclusa y con serios indicios de irregularidades.

Pero aún hay más.

Según un informe de julio del 2014, la Contraloría de la República realizó un examen a esta obra entre los años 2009 y 2012.

Sus hallazgos fueron muy reveladores. Se detectaron adelantos de materiales por casi tres millones de soles a favor del contratista sin que este haya cumplido varios requisitos.

Además se encontró que el municipio de Cayaltí aceptó una carta fianza emitida por una entidad no sujeta a la supervisión de la Superintendencia de Banca y Seguros.

Actualmente, el ex alcalde Carlos Arvañil viene siendo procesado desde el 2010 por presuntos delitos de colusión y peculado precisamente por exonerar esta obra.

Mientras tanto 17 mil familias en Cayaltí y anexos se encuentran afectadas. Usando pozos y acequias para abastecerse de agua y empleando silos y los cañaverales, para hacer sus necesidades.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.