Eres emprendedor, tienes un gran producto PERO! nadie te conoce.

¿Qué hacer cuando tienes un gran producto/servicio pero nadie te conoce?

Si, tomaste la decisión de emprender, tienes un gran producto, eres todo un pirata y vas con esa empresa o persona que das por hecho pagaría millones por él, haces cuentas de cuánto le cobrarás y lo que harás con ese dinero. Llegas, presentas tu producto con todo el ánimo del universo y si, efectivamente, le interesa, luego dices el costo y te pregunta “¿Quién eres?¿De qué empresa vienes?”

Es real, y me sucedió a mi.

Es cierto que suenan bastante chevere los consejos que nos dan aquellos astros de los negocios que admiramos, y que nos inspira la forma en la que Steve Jobs o Bill Gates vendieron por vez primer su producto, pero, la realidad es que no siempre esto funciona. Es por esto que te dejo 5 consejos de qué hacer cuando tienes un gran producto que nadie te quiere comprar por falta de «curriculum».

1) Dar algunas muestras gratis no está tan mal.

Algunas veces no te quedará de otra más que hacer esto, pero ojo, la ganancia secundaria que obtienes de esto es que te estarás haciendo de un lugar para tomar algunas evidencias de tu servicio o producto en acción, y de esta forma, tener un portafolio para tu próxima cita de negocios.

2) No temas mostrar la versión premium.

Algunas personas suelen dar muestras gratis de su producto o servicio pero en versión free y no en premium. Si, existe aún la paranoia de que si lo mostramos todo nos van a robar las ideas pero les tengo tres noticias. La primera es que algunas veces las personas, y en su mayoría las que no te quieren pagar con el pretexto de que no eres conocido, son demasiada flojas para robarte la idea y ponerla en marcha, porque si no fueran así, la realidad es que no te estarían pidiendo muestras gratis porque ellos ya estarían haciendo aquello que les estás ofreciendo. La segunda es que pueden robarte la idea, pero no el talento ni la pasión por la cual lo haces y que te lleva a hacer ese producto o servicio de forma tan increíble, por lo que es probable que terminen por llamarte o, desistirán de hacer eso que tu haces tan bien. Y tercero es que, si das la versión free, puedes dejarlos poco satisfechos con la muestra y terminen, definitivamente, por abrirte la puerta e invitarte a salir.

3) Vende tu producto/servicio a todos menos al dueño…¡SIN QUE ÉL SE DE CUENTA!

Si te sientes con suficiente confianza y seguridad, y espero que estés leyendo este articulo porque te sientes así, puedes hacer una muestra a los empleados de una empresa, a la plantilla docente o padres de familia de la escuela. Esto de forma que si el dueño o dueña de la empresa no te quiere comprar, ya habrás promocionado tu producto con un conjunto de personas que pueden estar interesadas y dispuestas a pagar por él, o que conozcan a alguien que quiera hacerlo.

4) Reparte tu tarjeta de presentación hasta en el drenaje.

Espera, ¿no tienes tarjeta de presentación? ¡Y qué estás esperando! Ok, ¿ya las tienes? Bien, prosigamos. Aprovecha fiestas, reuniones, festivales, conciertos, viajes en uber (lo digo por experiencia), todo, si, TODO, para darte a conocer, pero eso si, con una pizca de seguridad y un mucho de carisma. Pero ojo, tampoco llegues al extremo de ser aquel que le preguntan si ha visto las llaves y comienza a hablar de su producto. Bueno, que diablos, eso lo decides tú.

5) Usa la cochera.

Si ninguna empresa te quiere prestar un espacio para mostrar tu servicio o producto, arma una muestra gratuita en tu casa o en el local de la tía, el primo, el abuelo, la amiga, el conocido. Aprovecha para tomar unas cuantas fotos y publícalas en tu pagina de facebook (no, en la personal no, en la que es exclusiva de tu producto) y, espera, ¿tu producto/servicio no tiene pagina de facebook? ¡Qué esperas! Ve y hazla. Si ¡ahora!¿Ya la tienes? Prosigamos. Hazle una bonita edición, con una descripción y muéstrala a tus amigos. Tu mejor portafolio puede ser tu página en Facebook.

No siempre podrás cobrar al principio por tu servicio o producto, pero eso no significa que no sea genial. Por cuestiones culturales, muchas personas regatean, y algunas empresas o escuelas quieren todo gratis (si, también lo digo por experiencia) pero, aprende a sacar provecho de esos espacios que te proporcionan, valora las ganancias secundarias, al principio lo más importante no solo es lo económico. Eso si, aprovecha cualquier oportunidad que tengas, sea gratuita o no, recuerda aquella frase que dice que “las oportunidades se multiplican en la medida en que las tomas»

Y recuerda seguirme en Facebook como «SerStarter» y «Los piratas de Wall Street» donde podrás checar este y otros artículos de gente que como yo, ama iniciar cosas. Yoho!

Like what you read? Give The Mavericks Show a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.