FELICIDAD NACIONAL BRUTA

Todo colombiano debería ver esto. Hasta cuando dejaremos de creer en sofismas como que somos el país más feliz del mundo? El más despreocupado e indiferente quizá, y seguramente uno de los más indisciplinados. Y es que esa indisciplina es la que más nos celebramos, y por eso por momentos nos parece chistoso celebrarle las cagadas a los demás. De que nos sirve saber que gozamos de una ubicación privilegiada en el continente con mayor biodiversidad del planeta? Si poco o nada conocemos de él, de su historia y de su gente, si nuestro patriotismo a veces sólo se exalta cuando una selección de fútbol gana ó cuando algún artista, deportista, científico, empresario, etc. logra un triunfo? Cuando el mayor triunfo es que podamos aprender a perdonarnos, en lugar de atribuirnos el triunfo que los demás lograron con el esfuerzo y la disciplina que nosotros no tuvimos? O más bien, por qué no usamos esos logros para inspirarnos y dar el mismo ejemplo? El individualismo en todos los aspectos no nos deja progresar adecuadamente, todos los sectores están permeados de voracidad (malicia indígena), la inmediatez es lo que mejor sabemos heredar, el ejemplo que nos damos corroe nuestra cultura y el afán de querer todo ya, nos tapa los ojos porque sentimos tedio y nos da pereza vivir los procesos; desde las filas y los pares en las esquinas, todo nos lo queremos saltar. Aquí parecieramos estar peor que en Game Of Thrones, donde la lucha de intereses no se ha enfocado en lo realmente importante: la vida y el bienestar de todos. Y no espero polemizar, no busco aprobación, ni voy a discutir aquí provocando una pila de comentarios de indignación ó de consentimiento, sólo espero como dije en el encabezado que cada vez más colombianos vean videos como éste, que reflexionemos un poco y tomemos nuestras propias conclusiones con la esperanza de que algún día entendamos que no está mal que pensemos diferente y/o que tengamos perspectivas diferentes, pero que si vamos a seguir tomando las mismas decisiones como sociedad de celebrarle el chiste a los arquetipos de siempre, seguramente seguiremos liderados por l@s mism@s con l@s mism@s que nos dejan en l@ mism@. No valdría la pena arriesgar un poco, y cambiar el mundo primero mirándonos hacia adentro? Tal vez el problema no sea la politiquería, la corrupción, y/o tantas cosas a las que sólo les atribuimos la culpabilidad con tal de sentirnos mejor y auto recompensados, tal vez la solución del problema está en que como habitantes de estas tierras privilegiadas entendamos que como pueblo nos hemos venido desgastando desde hace doscientos años y que es una pérdida de tiempo continuar sumidos en tanta polarización.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.