iguanas vivas

Deshabitados los cuerpos
como viejas dovelas descansan sobre el inmenso oleaje
Al final de este vidrio 
un abrazo sin carne
un pueblo sin plaza
Noches de cieno
tabaco por todas partes
Noches de cieno
pensamientos sin sueño
No hay descanso entre las sábanas

-Habrá quien algún día
decida saltar
y al fin salte-