¿Qué es un Senior Developer?

Photo by Unsplash

(Disclaimer: Existe una definición literal de Senior basada únicamente en la antigüedad laboral. Todo este artículo trata de ir más allá, de exigirnos algo mejor. En cualquier caso esta es mi visión)

A veces, debido a la magia de Twitter, una reflexión aislada o un hilo advenedizo que lanzo con nocturnidad se dispara en la mente colectiva.

Fue el caso de éste:

¿Os cuento qué es para mí un Senior Developer? Hint: No tiene una correlación directa con el tiempo de trabajo. Abro hilo:

https://twitter.com/Rafael_Casuso/status/1091445237589921793

Que a su vez vino en respuesta a uno en el que me animaba a cuestionar cómo se suele usar la expresión “Senior Developer” actualmente, limitándola a la más estricta traducción del inglés asociada a la mera antigüedad laboral.

Qué no lo es

Obviamente creo mucho en el poder de las palabras. Por eso me gusta ser exigente con las mismas, con el uso y abuso de expresiones. Además, me dedico a construir, evolucionar y mantener equipos de Software desde hace años, por lo que el mal uso de esta expresión me afecta directamente.

Todo el que trabaja en IT sabe que actualmente, con apenas tres años de experiencia (la que sea) en un área ya casi todo el mundo se autocalifica de Senior. Esto hace que ese calificativo ya no signifique nada. Da igual si esos tres años has estado usando una única tecnología o si has trabajado completamente sólo, ya dices ser un Senior.

Entre los factores que nos han llevado a este punto el más determinante sin duda es la desesperación del sector por la contratación en un pequeño lago de talento infestado de pescadores. Esto ha conllevado el atrevimiento de cualquier trabajador IT con más de dos años de antigüedad de venderse con una etiqueta normalmente asociada a una mayor remuneración.

Aquellos que buscamos talento ya sabemos de sobra la devaluación del término, por lo que no significa nada cuando alguien se nos presenta como tal.

Tampoco para mí es determinante el mero conocimiento técnico para otorgar ese apelativo. Si fuera así cualquiera que pasase una determinada evaluación de conocimiento podría recibirlo.

Photo by Unsplash

Exigiéndonos más

Los que trabajamos en IT sabemos de la importancia de muchas habilidades que se ejercitan sólo por parte de determinados profesionales y que se aprenden, a menudo, mediante la experiencia bien digerida. Estas habilidades combinan con el conocimiento adquirido y conforman un valioso tipo de profesional al que yo, particularmente, denomino Senior (Developer, Manager, etc).

Repasémoslas:

Experiencia

No antigüedad. El mero paso del tiempo no es suficiente. La calidad de la Experiencia la da la exposición a situaciones valiosas profesionalmente. No es lo mismo, por ejemplo, llevar 5 años realizando el mantenimiento repetitivo de un proyecto que 3 años levantando un proyecto ambicioso e innovador desde cero.

También enriquece la Experiencia el haber transitado por diferentes equipos, metodologías, estructuras empresariales, objetivos y tecnologías.

Por último mejora mucho la Experiencia haber tomado un rol activo en el análisis, la definición y la resolución de problemas a diferentes escalas.

Simplicidad

Es uno de los principios más ambiciosos de Diseño y además es un síntoma de madurez profesional, dado que conseguir soluciones simples a problemas complejos requiere la mayor maestría. Es un valor fundacional en diferentes filosofías y metodologías que se aplican en IT, tal como Extreme Programming.

La simplicidad no sólo aplica al diseño sino también, por ejemplo, a la comunicación. Cuando alguien realmente domina una esfera de conocimiento es capaz de transmitir sus conceptos con simplicidad y traslada el mensaje a su interlocutor con mayor efectividad.

Compostura

En los momentos de tensión y máxima exigencia se conoce a un profesional. El saber sacar lo mejor de uno mismo en esos períodos y responder con efectividad y serenidad es un valor muy preciado, que suele provenir de una combinación de haber estado en situaciones semejantes previamente y conocer el camino para salir de ellas con éxito.

La compostura da perspectiva para mediar en conflictos y visualizar soluciones cuando otros sólo se ahogan en problemas.

Photo by Unsplash

Enseñanza

La madurez profesional, cuando es sana, trae consigo la necesidad natural de compartir conocimiento con otros profesionales con menos experiencia, especialmente si se encuentran en tu equipo. Un Senior sabe hacer mejores a sus compañeros, sin aleccionar, tanto en el terreno técnico como humano.

El aprendizaje incluye una plétora de habilidades necesarias para superar con éxito los proyectos a los que nos enfrentamos. Todos hemos recibido y repartido conocimiento en nuestros trabajos, haciéndonos mejores profesionales en el proceso.

Dedicación

El profesional al que yo califico de Senior sigue amando su trabajo. Sólo desde la dedicación se alcanza el grado de experiencia necesario para poder ganar peso en un equipo, no sólo desde el mero conocimiento técnico o la experiencia en una tecnología sino desde el saber estar, la comunicación y el trabajo bien hecho.

Sin proponérselo supone un ejemplo para miembros del equipo menos experimentados, que aprenden que la pasión por lo que haces no tiene por qué desaparecer en pocos años si entiendes que el objetivo del viaje es disfrutar del mismo.

Humildad

Se suele decir que cuanto más sabes más descubres lo poco que sabes, pero también ocurre que aciertas más a menudo en decisiones similares a las tomadas en situaciones similares. Sin alardes. Sin aspavientos. Sin medallas.

Todo ocurre con naturalidad cuando ya no necesitas demostrar nada, cuando ya sabes que sabes y, por tanto, ya lo saben los demás. Esta es una cualidad inherente a quienes ya han viajado en la buena dirección de la experiencia.

Cómo reconocerle

Sabrás quién es porque todos acuden a él desde el respeto sincero cuando es necesario. Porque genera confianza profesional sin proponérselo. Porque desarrolla su trabajo siempre aportando valor al equipo si que nadie se lo pida.

Hoy en día es un perfil más escaso que la necesidad que hay de él. Si llevas algo de tiempo en esto habrás conocido a algunos y sabrás de primera mano el valor diferencial y el impacto que pueden tener en un proyecto.

Un equipo equilibrado se compone de miembros diversos, con diferentes grados de madurez, pasión y experiencia. Es el círculo virtuoso del aprendizaje y la mejora continua entre esta diversidad la que conlleva los equipos más potentes.

Conclusión

Eres libre, si has llegado hasta aquí, de entender que un profesional Senior es literalmente uno de determinada antigüedad, independientemente de que posea o no las cualidades que he mencionado.

O puedes, como intento yo, exigir algo más a una expresión, dotarla de aquello que te haría sentir orgulloso a la hora de usarla o recibirla.

¿Qué tipo de Senior quieres ser?