El pura vida es pura mierda

Como a muchos ticos nos queda grande un país de 51.100 km²

(YASUYOSHI CHIBA/AFP/Getty Images)

Pura vida… La esencia de la idiosincracia costarricense. La filosofía de encontrar el placer en las cosas simples, evitando el estrés y viviendo en paz y armonía con la naturaleza… Al tico hasta se le infla el pecho al leerlo, pero lo que vivimos actualmente es totalmente otra historia. El pura vida se ha convertido en la excusa con la que tapamos como realmente somos entre nosotros. Una realidad que, como buenos ticos, no queremos afrontar.

Es como cuando estábamos carajillos y llegaban visitas importantes a la casa. Todo tenía que estar bien limpio, se sacaba la “vajilla china”, nos vestían como si fuéramos para la primera comunión y Dios guarde decir malas palabras. Nos convertíamos en otras personas para guardar las apariencias. Pero una vez que estas importantes visitas se iban, todo volvía a la normalidad. Pleitos, regaños, desastres y más. Hasta el día de hoy seguimos haciéndolo. Los extranjeros se topan al tico pura vida, al de las apariencias. ¿Se acuerdan cuando vino Obama que hasta asfaltamos unas calles por las que iba a pasar?

“Amo Costa Rica, pero odio al tico” Carlos, un tico.

¿Cómo es el tico? Hay 2 tipos de respuesta.

Lo que dicen los extranjeros: por algo son los más felices del mundo. ¡El tico es pura vida!

Lo que dicen los ticos: nunca se le queda bien, indisciplinado, conformista, egoísta, chovinista, irresponsable, chotero, serruchapisos, rajón, perezoso, se queja pero no hace nada, que se cree más de lo que en realidad es…

¡El tico es pura mierda!…¿?

¿Merecemos un país tan privilegiado? Para no generalizar, hay muchos tipos de ticos que no. Voy a mencionar solo algunos.

Los ticos “serruchapisos

¡Qué herramienta más peligrosa es el serrucho en manos de un tico! Los encargados de poner a pelear, de desacreditar y sobre todo, de traerse abajo a quien sea. Si no te sentís cómodo, no te gusta el éxito de los demás (sea cual sea), si tenés sentimientos adversos a los resultados positivos que tienen otras personas y sos feliz subiendo mientras majás a los demás… Sos un serruchapisos. El país nunca va a avanzar con personas así. La peor cara del tico. El más pura mierda de todos.

Los ticos “quejones”

El país tiene muchos problemas… Muchos. Unos en los que, lamentablemente, cualquier ciudadano normal no puede hacer un cambio, pero sí la diferencia. En vez de quejarnos, ¿por qué no tratar de solucionarlo? No esperemos a que nos resuelvan todo. Y si preferís seguir siendo parte del problema, entonces no te quejés.

Los ticos “temerarios”

Terroristas al volante. El tico muestra su lado más oscuro (y animal) cuando maneja. Estos temerarios creen que pueden hacer lo que les da la gana. Sí, las presas pueden ser algo muy frustrante, pero eso no nos da el derecho de tirarle el carro al otro. Son bien pura mierda los temerarios porque no respetan nada y hasta donde me acuerdo, uno de los valores más tuanis de los ticos pura vida, es el respeto.

Los ticos “meme”

A veces preferimos reír que llorar. Ante la frustración que generan los problemas del país, muchos prefieren burlarse del asunto públicamente y se dedican a destruir. Mejor afrontemos y hagamos algo que sirva más que un meme o un monólogo. ¿Acaso si en tu casa pasa algo malo con tu familia vas y le contás a todo el mundo posteando un meme sobre el tema en Facebook? Bueno, Costa Rica también es tu casa.

“Mae hay gente a la que le pagan para arreglar el país, a mi no” Sergio, un tico pura mierda.

Los ticos “basura”

Muchos ticos no somos tan verdes como nuestro país, las calles son testigos. Si no tenés un basurero cerca, eso no te da el derecho a que convirtás al país en tu basurero personal. ¡Siempre hay un basurero cerca! Solo que a veces pensamos que “cerca” significa “al alcance de mi mano” en ese preciso momento.

Casi el 27% de Costa Rica es tierra protegida, nos toca a nosotros ayudar a proteger el otro 73%.

Los ticos “nacionalistas”

La percepción que tenemos de nacionalismo es algo muy distorsionado. A mi también me encanta el fútbol, pero “agárrense de las manos”, no es más que el Himno Nacional. Está bien que seamos apasionados, pero no fanáticos. Me refiero a cuando el fútbol se hace más grande que tu país. “Vivan siempre El Saprissa y la paz” por ejemplo. No está bien pensar que el ave nacional debería ser un águila. Bueno, “un aguilita”. Sé que el nacionalismo de un país se forma en sus momentos más adversos, como las guerras, pero por dicha nosotros ni ejército tenemos y las mayores adversidades modernas han sido mundiales de fútbol, los cuales vivimos con una aguilita en la mano. Tenemos que aprender a diferenciar y a apreciar. Por cierto, se dice “la bandera de Costa Rica”, no “la bandera de La Sele”.

Hablar de política es de mala educación. Doña Olga, una tica.

Los ticos “nulos”

Si no estamos acostumbrados a hablar de política, ¿con qué criterio vota uno? Los políticos no se eligen solos. Óscar López no se metió a la Asamblea Legislativa a la fuerza. Los ticos le dimos ese lugar, pero por ignorancia. Me encantaría vernos a todos volviendo a poner el #MIVOTOESPAC en los avatares de las redes sociales. ¿Cuántos dan la cara? ¿Creés que tomaste una mala decisión eligiendo políticos? Bueno pero y ¿qué podés hacer al respecto? No se vale decir “la próxima voto nulo”.

Y ojo que no es en contra del Presidente, es en contra de los que votaron por él, pero no lo ayudaron. (Foto vía Twitter)

Hay muchos ticos que siguen siendo pura vida con todos y sí merecen esta fortuna de 51.100 km². Pero somos una familia en la que todos estamos peleados. Ayudemos a arreglar la casa, a resolver los problemas y a convivir entre todos. Encontremos el placer en las cosas simples y evitemos el estrés viviendo en paz y armonía con la naturaleza, como dicen los extranjeros que hacemos. Vivimos en un chuzo de país, pero hay que ganárselo y hacerle honor. Hagamos que el pura vida vuelva a tener sentido entre nosotros.

¿Y vos, sos pura vida o pura mierda?