Odio Culturizado.

Esa delgada linea entre pasar de la total serena calma a querer matar, atar y torturar.

Las personas, en su total equivocación de ser dichas, en su, errada coexistencia les cuesta, y se les hace muy difícil adquirir un conocimiento duradero, a menos que este conocimiento sea implicado por un hecho traumatico. Esto solo nos deja como conclusión que:

A las personas les encanta buscar la manera de ser oprimidas” .

La lastima común generalizada que poseen las personas hacia otras, de una manera ciega e ignorante, simplemente me enferma, a eso, sumando la poca aceptación del sufrimiento, me tiene la cabeza dando vueltas… Ese maldito egoísmo vanidoso sin tampoco resentimiento. Les hago un ejemplo bastante claro para no alargar este odiado texto: Como es que no le puedes decir a una persona con cáncer que es un hijo de puta, solo porque tiene cáncer… Si es que no es blasfemia, es totalmente cierto. Allí se los dejo.

Añadiendo que no soportaría el hecho por mi parte, que un adulto no me tome en serio ya que por su parte me falta criterio. <<Como mínimo inspira un puñetazo en la cara dicho sujeto>> Siendo yo quien no lo puede tomar en serio a falta de su poco conocimiento. No podría tener una conversación con algún adulto que no tuviese la mente suficientemente abierta a temas que solo con nombrarlos le disgustarían.

Es tanto que podría decir que los detesto, dejo claro y digo que entiendo de refranes, por lo cual puedo decir que, me siento como Jesús de Nazare cuando decía “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen” Si es que existe algún Dios que los perdone porque para mi pueden morir calcinados en un horno al mejor estilo Nazi por su ignorancia. Al punto que queria llegar con los refranes es que, justifican mi actitud.

Una indiferencia ante la existencia.