#3EHD: Periferia, una plataforma de humanidades digitales y la transición de un paradigma educativo

El Centro de Estudios y Praxis Cultural Periferia es una asociación civil conformada por un grupo de profesionales multidisciplinarios, radicados en diferentes partes del mundo, que comparten la convicción de que el aprender y el conocer son una inclinación natural del ser humano a cualquier edad y en cualquier lugar. En el marco del Tercer Encuentro de Humanidades Digitales, Paula Lizeth Mora Castillo, Iris Adriana Juárez Galván y Tzitzi Janik Roja Torres, miembros de Periferia, presentarán sendas ponencias organizadas en torno a un panel. A continuación, sometemos tanto la propuesta general del panel, a modo de presentación de su proyecto, como las tres ponencias, al escrutinio de nuestros lectores, esperando sus comentarios y debates:

Periferia surge ante la necesidad de atender esta condición humana, consciente de que la educación es un motor de cambio social y de que las Humanidades tienen mucho que ofrecer en un mundo en constaste redefinición de valores éticos y culturales. Deseamos generar conciencia sobre la importancia del conocimiento y el quehacer humanista; crear puentes entre diversas disciplinas y la sociedad constituyendo una plataforma virtual y física donde se difunda y ejerza el conocimiento en ámbitos que van más allá de lo académico.

En este contexto, el Centro de Estudios y Praxis Cultural Periferia presenta un panel multidisciplinario en el que se abordan las problemáticas a las que se enfrentan las humanidades al cambiar el paradigma de la construcción tradicional del conocimiento humanístico y social hacia un nuevo paradigma digital. El panel está conformado por tres ponencias. La primera trata sobre la identidad y la virtualidad en la docencia digital, tomando como eje de la reflexión cómo la virtualidad disocia al sujeto y el reto que esto representa para las humanidades y para la docencia en una plataforma digital al tener que reintegrar la unidad de la identidad humana. La segunda ponencia debatirá sobre la inclusión de la información web como fuente para la investigación humanística y social, así como sobre las diversas posibilidades para el tratamiento de las fuentes digitales considerando la cantidad de información producida Internet por segundo y el desafío que tal hecho representa para los manuales metodológicos y para los docentes que imparten las asignaturas de metodología de la investigación. La última ponencia debatirá las problemáticas para la vinculación pedagógica entre el docente y los alumnos usuarios de una plataforma digital y la necesidad de abordar nuevas metodologías pedagógicas que hagan uso de herramientas y plataformas de educación en línea gratuitos.

Paula Lizeth Mora Castillo, Identidad y virtualidad en la docencia de las humanidades digitales: El uso de las nuevas tecnologías en la era digital conlleva al ser humano a una nueva forma de aproximarse al mundo, de habitarlo y de conocerlo. Hoy en día, “estar” en dos lugares al mismo tiempo es una realidad con la que cualquier usuario del mundo digital está habituado. Con esta posibilidad de la ubicuidad virtual, la identidad del sujeto se ve disociada no sólo a nivel pragmático, sino a nivel epistemológico. El objetivo de la ponencia es mostrar que la vivencia de un sujeto dividido o disociado en la era digital conlleva a la necesidad de buscar no sólo nuevas herramientas tecnológicas, sino nuevos marcos epistemológicos para la docencia de las humanidades digitales. En esta línea, la pregunta que sirve de hilo conductor para la ponencia es la siguiente: ¿cómo recuperar la integridad del sujeto en la era de la disociación y qué papel juega la docencia de las humanidades digitales en eso? La hipótesis a trabajar es que la vivencia de la identidad del sujeto en espacialidades y temporalidades disociadas, gracias al mundo virtual, radicaliza la concepción moderna del sujeto cartesiano al provocar, por una parte, un divorcio cada vez más señalado entre la res extensa y la res pensante –o, en términos más generales, entre cuerpo y pensamiento– y, por la otra, el confinamiento de los sentidos a un estatuto epistemológico inferior. En el mundo digital, la vivencia estética, entendida en su acepción general como aquella concerniente a los sentidos, se ve reducida a “interacciones” táctiles, visuales y auditivas, mismas que muchas veces implican una aproximación pasiva del usuario y que priorizan el uso disociado de ciertos sentidos, relegando la vivencia estética integral del cuerpo. En la tentativa de buscar nuevos marcos epistemológicos, en la ponencia se hablará también de la importancia de la afección en sentido fenomenológico, que va más allá de las meras reacciones e impresiones sensibles del cuerpo, para la recuperación de la vivencia estética “integral” en la docencia de las humanidades digitales.

Iris Adriana Juárez Galván, La inclusión de la información Web como fuente para la investigación humanística, un reto en la enseñanza metodológica: El criterio para la elección de fuentes en la investigación humanística y de ciencias sociales representa un largo e incómodo debate entre los investigadores. Las estrategias para determinar la confiabilidad de las fuentes y su jerarquía están siendo reformuladas, en gran medida porque los objetos de investigación y los espacios donde convergen los fenómenos o problemas a investigar también se transforman. Esto no sólo obliga a la reflexionar entre los profesionales del área. El ejercicio reflexivo también es necesario en la labor docente si se considera la creciente cantidad de estudiantes que meditan acerca de temáticas que involucran información web. Y tal como sucedió con el cine, la literatura o la fotografía, a las que se tardó en reconocer como fuentes, la información que proviene de Internet no ha superado la fase de validación, al menos no en todos los casos. La discusión gira entorno a si son fuentes, si son primarias o secundarias y a cómo validarlas. Y si, por ejemplo, en la investigación de la historia de la vida cotidiana, las fuentes son involuntarias. Es decir, la gente no dejaba registros voluntarios de qué comía, a qué hora dormía o si estaba triste. En la actualidad existen registros de cada una de las actividades mencionadas y más. Por medio de las redes sociales, por sugerir un espacio web, las personas anuncian su estado civil, el lugar donde trabajan, las ciudades que visitan, la música que escuchan o los libros que leen. Si la recolección de fuentes, al presente, es el paso determinante en la investigación, en el futuro es probable que sea la discriminación. Las preguntas obligadas son, ¿qué harán los investigadores con la cantidad de información que cada usuario genera?, ¿cómo se organizará o discriminará la información?, ¿y cómo se reformulará la práctica archivística? El panorama contempla un reto para los investigadores, docentes y archivistas. Cómo organizar y analizar la abrumadora cantidad de información que se genera por segundo en la web, cómo se examinará o discriminará cada tuit, cada hashtag, cada post, cada chat, blog o correo electrónico. Mecanismos de comunicación que facilitan datos sobre la vida de los usuarios. Por otro lado, es necesario enfrentar que la inclusión de este tipo de fuentes implica la inserción de herramientas y técnicas metodológicas para la investigación, así como su enseñanza.

Tzitzi Janik Roja Torres, Interacción social: retos y propuestas de solución a través de recursos educativos online de acceso abierto: La presente ponencia abordará y comparará la educación presencial y la educación en línea con respecto al desarrollo de la interacción social entre el profesor y sus estudiantes a lo largo el proceso de enseñanza en el área de humanidades, haciendo un énfasis especial en los contratiempos a lo que se enfrentan los profesores presenciales en su tránsito hacia la educación en línea. Así mismo, analizaré las diferencias entre las problemáticas y los retos a los que se enfrentan los profesores presenciales y en línea durante las distintas etapas de la enseñanza; desde la planeación pedagógica previa, hasta el desarrollo –y la necesidad– de herramientas de soporte propias de la educación en línea, tales como los tutoriales para el uso de plataformas o la reflexión sobre las diacronías y sincronías de los diálogos. Para finalizar, presentaré una propuesta concreta para resolver las problemáticas de la educación online a través del uso de recursos educativos gratuitos en línea, dicha propuesta estará basada en mi experiencia durante los últimos cuatro años como profesora en línea de Estética y Filosofía para una asociación civil internacional enfocada en la enseñanza de arte y humanidades.