GINA

Eran las 12. 
La tintura de su pelo demostraba una infidelidad hacia ella misma, era (para mi) una cascada de almendras, mi postre todas las noches.
A esa hora, me acuerdo que entre al baño del hotel y justo logre verla cuando se estaba mirando al espejo “acomodándose” el pelo. En su muñeca se llegaba a ver un reloj con una pulsera muy fina y desgastada. Sus labios secos y paspados quedaban cubiertos de rojo aparentando una belleza que se apodera de mi cada vez que me besa en la frente. Su campera de jean con parches de cualquier tipo de cosa y sus marlboro que quedan con marcas de sus labios pintados crean de ella una chica rock.

Su vida es uir, está viajando sin objetivo. Lo único que tiene en claro es en no volver a no ser que se enamore y tenga que. Solo va de hotel en hotel semana tras semana. Está en contra de usar mp3, ama su walkman y sus auriculares verdes. Le gusta coleccionar discos, dice que al consumir todo tipo de aparato que sea para uso más “facil” hace que cada cosa pierda su magia y ella cree en la magia. Un disco por ejemplo (dice ella)

-Soy amante de los discos. Creo que me acompañaron en toda mi vida, fueron hermanos que nunca tuve,creo que de alguna u otra forma los traicionaría, son mi familia. También con los chupetines, café y cigarrillos.
A los 11 años empecé a fumar. Me acuerdo que fue una de las últimas veces que vi a mi viejo. Estaba arreglando mi bici con un pucho en la boca. Lo admiraba. Esa tarde me llamó la atención y le pregunté por qué fumaba y me dijo: Porque soy “cool” y depresivo. Café porque nunca estudiaba a tiempo, abandoné y de todas formas sigo consumiendo y chupetines porque es el vuelto de esa moneda que nunca tienen los kiosqueros.

El primer disco que me regalaron fue a los 8 años.

Cuando sos chico todo es vida.

La vida me abandonó hace varios años y lo único que conservo es eso y para mi sigue siendo virgen. Tengo la espalda rota a lo el mató. Sigo agradeciendo que las bandas saquen discos. El día que dejen de crear discos voy a ser una vieja del barrio con una discografía… Se pueden prestar discos o alquilar… vender no. A lo sumo que sea un disco con el que me haya peleado.