Preso

¿Por qué no vienes a mi?, yo que tanto te anhelo, yo que tanto te necesito, yo que tanto te imploro y tú estás tan lejos de mi.

Quisiera gritar, llorar tan fuerte para que mi llanto llegue a ti y te compadezcas de mi. Quisiera poder abrir mi pecho y las puertas de mi alma donde entraste y te quedaste dentro. No tengo la llave para abrirlos y sacarte, estás preso en mi alma y te quedarás para siempre ahí porque la puerta se cerró cuando entraste, no hay cerradura ni dentro ni fuera.

Aunque pierda la memoria y grites desde mi alma que te olvide, no lo podré hacer. Olvidarte para mi es suicidio, sentiría menos dolor que me claven mil puñaladas a que me dejes sin tu amor, por eso no me dejes tener una muerte horrible sin ti.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.