…y aquí seguiré.

Aquí dando tristeza, diciendo que no existes. Pensando que el mundo no es sin ti, aquí, susurrando los minutos, echando al miedo de no verte, siendo sin ser nada, aquí muriendo mientras estoy viviendo.

En un mundo de soledad y tristeza pude darte compañía y alegría. en un mundo desconocido logré acompañarte, mi cariño sincero. En este mundo en el que en algún momento logré hacerte feliz, logré de alguna manera bajarte el cielo con mis manos, las estrellas con mi aliento y el sol con mis abrazos…

Pero un día, no sé en que momento te marchaste y me dejaste luchando sola en este mundo. No te odio, no te lloro porque sé que estás bien y algún día también yo lo estaré.

Cada vez que pienso en ti algo dentro de mi suspira. Todos los días que no estoy contigo siento que he muerto, porque al no verte siento que mi mente se pierde y no encuentra ya otra forma de tenerte.