¿Emprender o no emprender? He ahí el dilema.

by Robert Albornoz

Empezar un camino de emprendedor es una elección de vida. Para ser sincero, no es para todos. Muchas personas me preguntan como llegas a la decisión de llevar una vida que, a los ojos de algunas personas, es una vida de riesgos, incertidumbre y poca estabilidad. La respuesta no es única y tampoco es una formula secreta aplicable a todos los casos. La respuesta esta en el estilo de vida que decides, por elección llevar.

A lo largo de muchos años la sociedad, como la conocemos, se ha basado en ciertos principios o directrices que, en teoría, se deben seguir para ser una persona de bien y exitosa. ¿Cuáles son estas reglas? Ten un trabajo estable, se un ciudadano responsable, trabaja mucho para lograr tus metas y eventualmente en unos años de duro trabajo tu esfuerzo se vera recompensado con un ascenso y eventualmente una pensión para tu vejes. ¿qué tiene esto de malo? Nada. Como lo he dicho al principio es una elección de vida. Mi elección ha sido diferente.

Empecé a trabajar para una gran corporación internacional a muy temprana edad. Aprendí rápidamente como funcionaba, como podía ascender, como ser una persona imprescindible para la empresa. Fue una experiencia única en mi vida. ¿Qué aprendí? Aprendí como funciona una transnacional en el mundo de la atención al cliente, aprendí que con trabajo muy duro y constante te ves recompensado con ascensos, aprendí (y para mi gran pesar) como ser imprescindible para una empresa, y finalmente aprendí que nadie en este mundo (y menos en el mundo empresarial) es imprescindible.

Esta experiencia, entre muchas otras que iré contando poco a poco, me han llevado a tomar la decisión de vida, de ser emprendedor.

Café Aqua en Barceloneta

Ser emprendedor significa no tener un horario de 9h-17h y 40 horas a la semana. Ser emprendedor significa quizás un horario de 6h-23h y 60 horas a la semana, así como puede significar solo 20 horas a la semana. Ser emprendedor significa que tu oficina va ser donde tu decidas que este cuando te levantes en la mañana. Por ejemplo, mientras escribo estas líneas, estoy sentado frente a la costa de Barcelona, España, tomando un café. Ser emprendedor significa romper muchas barreras mentales que la sociedad nos han impuesto de que es lo normal y aceptable y que no lo es y decidir que puede haber algo mas allá. Como siempre lo digo, puedes romper estas reglas mientras que no hagas daño a otros (reglas básicas de humanidad).

Antes de ir mas allá y abordar temas mas profundos de cómo llevar un negocio propio, partiendo solo desde una idea, hasta la culminación y puesta en marcha de una empresa, quiero abordar varios temas primero, que quizás sean muy elementales pero que nos llevan a un camino de discernimiento, de si, esta vida de emprendedor es lo que estas buscando. Soy fiel creyente que primero se debe hacer una introspección de lo que se quiere como proyecto de vida y como te visualizas a ti mismo dentro de este proyecto de vida, antes de tomar una decisión.

En efecto, esta vida conlleva riesgos e incertidumbres, sin embargo todo radica en tú capacidad para afrontar estos riesgos e incertidumbres. Como en la economía, hay riegos calculados y formas de manejar la incertidumbre. Eso dependerá de tu capacidad de organización y auto gestión.

Llegando al final de este articulo, me gustaría dejar una interrogante para tu reflexión, ¿te vez inmerso en este mundo del emprendimiento, con este breve resumen que has leído?


Robert Albornoz

CEO&Founder Media Wanderlust

Twitter: @Robert_Albornoz

Instagram: @robertjourney

Twitter: @web_wanderlust