Game of Thrones S05E09 “The Dance of Dragons”

Y llegamos al tan ansiado noveno capítulo de la quinta temporada. Quien ha visto y seguido la serie desde sus inicios, sabe que llegar a este número de episiodio significa que algo muy cabrón va a pasar. Algunas de las cosas que han pasado en los novenos capítulos de la serie van desde la decapitación de Ned Stark, la batalla del Blackwater, la inolvidable Red Wedding y la batalla de El Muro. Bueno, pues esta vez no fue la excepción. Lo que vimos el día de ayer en el episodio dará mucho de qué hablar en los siguientes días. Vayamos entonces con las ideas que nos dejó Game of Thrones.

  • Voy a empezar con lo que creo es lo más cabrón que sucedió en el capítulo y que con seguridad será polémica en algunos sectores. Lo que hizo Stannis Baratheon fue una pasada de madre muy cabrona. Mira que sacrificar a tu propia hija ¡TU PROPIA HIJA! por llegar a un pinche trono, es que deberas estás bien pinche desesperado por sentarte ahí. No creo ser el único al que le partieron el corazón cuando la pequeña Shireen gritaba por su padre para evitar que la culera (otra) de Melissandre la quemara viva. Qué poca madre Stannis, mataste a lo más pinche inocente que tenías y lo único que te ataba a la realidad y ¿por qué? por un pinche trono que probablemente nunca verás. Como lo puse ayer en Twitter, eres un GRANDÍSIMO HIJO DE PUTA, así, con mayúsculas.
¿Cómo pudiste hacer eso, pinche Stannis?
  • Y es aquí donde vendrá la polémica. Si en semanas pasadas hubo debate porque para muchos sectores, sobre todo feministas, la escena de la ‘violación’ de Sansa en su noche de bodas con Ramsay fue como llegar a un límite en Game of Thrones, no sé qué dirán ahora de que se queme viva a una niña inocente para intentar ganar una guerra. Mi opinión radica en que la serie es un fiel reflejo de lo peor y más culero que tiene el ser humano. Eso es un hecho y no debería espantarnos lo que pasó ayer con Shireen porque día con día pasan cosas igual o peor de horribles en nuestra realidad. Que una serie se encargue de recordarnos lo culeros que somos los seres humanos me parece de lo más normal. En fin, el debate está abierto y no duden que las críticas estén a la orden del día contra GoT.
  • Y ya para cerrar el tema de Stannis, creo que ya todos entendimos de lo que es capaz de hacer por ganar la guerra. El fanatismo en el que le ha hecho caer Lady Melissandre está muy cabrón. Esa mujer se añade a mi lista de muertes que ansío ver en la serie. La gran interrogante que me dejan es ¿cómo va a reaccionar Ser Davos con el sacrificio que hicieron de Shireen? ¿Seguirá siendo fiel a su ‘Rey’ o por fin le habrá colmado la paciencia? Yo lo único que quiero es que Davos le corte la garganta a Melissandre y de paso a Stannis. Ojalá.
Creo que disfrutaré la muerte de Melissandre igual que disfruté la de Joffrey.
  • ¡Drogon! Sí, ese pinche dragón rebelde que parecía que abandonaba a su madre, tuvo la decencia de regresar justo en el momento preciso para salvar a Khaleesi de lo que parecía una muerte segura. Y por fin pudimos ver a un dragón partiendo madres: rompiendo gente a la mitad, quemando a otras a diesta y siniestra. ¡Muy chingón la verdad!
  • Pero vamos a dar un poco de contexto. Por fin empiezan las batallas en Mereen después de que Khaleesi las vuelve a autorizar porque son ‘tradición’. Sí, ajá. Después de una pelea equis, vemos a nuestro querido Jorah ‘Ser Friendzoneado’ Mormont en la arena con la intención de demostrarle a Daenerys que quiere recuperar su confianza (y el friendzone) y que está dispuesto a morir en el intento. Bueno, pues después de que Mormont sobrevive (de milagro) a la batalla, salva a Khaleesi de una trampa por parte de los Hijos de la Arpía, quienes según ya se habían calmado, pero no, aprovecharon el evento para intentar asesinar a la reina.
  • Y que se arman los madrazos cabrones. Entre Mormont, Daario Naharis y algunos pocos Inmaculados intentan contener la amenaza de los Hijos de la Arpía, pero claramente son superados en número. Como apunte, qué bueno que mataron al wey (que ni su nombre recuerdo) que estaba comprometido con Khaleesi. Lo odiaba. Y bueno, después de que Tyrion salva a Missandei, nuestros personajes parecen estar acorralados esperando la muerte. ¡Pero no! Llega Drogon al rescate y, como ya dije, parte madres, aunque eso no le evita salir con algunas heridas. Al final, Khaleesi huye del desmadre sobre el lomo de su dragón, dejan a todo mundo pasmado.
¡Drogon rompiendo madres! ¡Por fin!
  • Aquí quiero decir que Daenerys está pagando por las pendejadas que ha hecho esta temporada. Como que perdió el control de sus decisiones y cometió pendejadas para ser ‘justa’ con su pueblo, pero pues le tendieron trampas y casi le cuestan la vida. Ojalá Khaleesi haya entendido que ya tiene que empezar a poner mano dura y dejarse de compasiones innecesarias. Ya se dio cuenta que sus dragones más de ser un peligro, deben de representar una amenaza clara contra sus enemigos. Veremos si lo sabe aprovechar. Algunas interrogantes: ¿Ser Friendzoneado habrá recuperado con esto la confianza? ¿Qué le recomendará hacer Tyrion a Khaleesi?
  • Vamos con algunos rápidos vistazos de los demás personajes y sus argumentos en este capítulo. En el Muro, Jon Snow llega con los Salvajes que sobrevivieron a la madriza con los White Walkers y por un momento parece que no le van a dar acceso, pero al final se abren las puertas y los Salvajes pasan del otro lado del Muro. Ahora nuestro querido bastardo es odiado y amado por la Guardia de la Noche. ¿Habrá hecho lo correcto al tener de ‘aliados’ a los Salvajes? ¿Sufrirá alguna traición por parte de sus Hermanos? Yo creo que Snow hizo lo correcto y que en algún momento la Guardia se dará cuenta que fue lo mejor que pudieron hacer, contemplando la pinche amenaza que son los White Walkers.
Cada vez se queda más solo nuestro querido Jon Snow
  • Y nos vamos a Dorne, donde se hizo más desmadre del que en realidad era. Todo se saldó con una ‘alianza’ entre Doran Martell y Jaime Lannister que implica el regreso de Myrcella a Desembarco del Rey, claro, junto con su amado Trystane. Esto provoca la furia de la esposa del difunto Oberyn, pero quien termina aceptando las decisiones de Doran y jurándole lealtad. Me decepcionó un poco la supuesta finalización de este conflicto, o es que habrá algo planeado por parte de los Martell en esta ‘alianza’. Puede ser. Ahora Jaime regresará a Desembarco del Rey, donde le esperan malas noticias ¿cómo reaccionará ante el arresto de Cersei? ¿Lo arrestarán a él también por sus pecados? Veremos cómo cierra esto el próximo capítulo.
  • Por cierto, liberaron a Bronn, no sin antes darle un pequeño castigo por madrearse al príncipe Trystane.
  • Y cerramos con Ayra. Sigue sin convencerme nada de lo que he visto de ella esta temporada. Primero barría, después limpiaba muertos y ahora vende almejas. Chingao Ayra. Cuando se supone que debe de hacer su parte de asesinar a los culeros de Bravoos, se topa con uno de los hombres por los que hizo promesas que mataría por chingarse a su familia: Ser Meryn Trant, quien tiene ciertos gustos pedófilos (una potencial polémica más) y que ahora está al alcance de ser asesinado por Ayra. ¿Se atreverá la menor de los Stark a chingarse a Trant y desobedecer al Dios de los Muchos Rostros? Parece que sí y que si lo hace como sospecho que lo puede hacer, puede ganarse de nuevo mi respeto después de una pésima temporada para su personaje.

Con eso cerramos los acontecimientos de este intenso y polémico capítulo de Game of Thrones, que el próximo domingo llega su fin en su quinta temporada y tendremos 10 meses de espera para saber qué chingados va a pasar ahora. Por lo que he leído, las diferencias entre los libros y la serie ya están muy marcadas, por lo que prometo que para el próximo año ya estar al corriente entre libros y la serie para poder explicar y ahondar más en esas diferencias, aunque creo que debemos empezar a tomarlo como dos universos distintos. Veremos.

Ahora ya pueden ir entrando en depresión post-temporada: una semana y adiós Game of Thrones hasta abril de 2016. Chale.

¡Hasta el próximo domingo!

Like what you read? Give Roberto Molina a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.