May the 4th be with you: Star Wars y la cultura popular

¿Fuiste de esas personas a las que se le erizó la piel cuando vio el más reciente avance de la nueva entrega de Star Wars? ¿Vibraste cuando al final sale Han Solo con Chewbacca y le dice la ya célebre frase “We are home”? Entonces déjame decirte que también eres fan de esta saga de ciencia ficción que se ha convertido ya en un referente a nivel mundial. Una de las herencias a la cultura popular más destacadas de los últimos 50 años.

¿Exagero al hablar así de esta historia? No, yo creo que no, porque Star Wars ha influenciado en gran medida a todo un género como es el de ciencia ficción a nivel cinematográfico y muchos de sus personajes son referencias que han trascendido generaciones y generaciones de espectadores. ¿Quién no sabe de la existencia de Darth Vader? ¿De Yoda? ¿De los mismos Han Solo y Chewbacca? ¿De Obi-Wan Kenobi?

Déjame decirte que si no tienes ni idea de lo que te estoy hablando, quiere decir que entonces has vivido en una cueva durante mucho tiempo, porque aunque no seas fan de la saga ni conozcas la historia o nunca hayas visto ni siquiera 10 minutos de alguna de las seis películas que se han hecho hasta ahora, debes de conocer a estos personajes. ¿Por qué? Porque han sido referencia cultural en el mundo durante los últimos 35 años.

En las siguientes líneas voy a intentar explicar el porqué de este fenómeno llamado Star Wars se ha convertido en algo tan trascendental para la cultura. Si analizamos bien el argumento de la historia, podemos definir que es un western o como muchos lo conocen ‘cine de vaqueros’. ¿Por qué definió a una película de ‘ciencia ficción’ como algo totalmente distinto? Porque Star Wars tiene las bases de los mejores filmes del western.

Explico mi idea: la mayoría de las películas western o de vaqueros, como gusten llamarlas, tienen un argumento bastante claro que iré comparando con el argumento de Star Wars: el héroe y justiciero que parece no ser nada en la vida (Luke Skywalker) de pronto se convierte en la única esperanza del pueblo (de los Jedis) para salvarlos de la terrible amenaza que representan los indios, ya sé que es un estereotipo, pero así eran muchas de las películas de aquel entonces, (en Star Wars la amenaza sería el Imperio Galáctico comandado por el Emperador y Darth Vader).

De igual manera se cuentan con elementos clave como el mentor (Obi-Wan, Yoda), los aliados inesperados y valemadristas (Han Solo y Chewbacca), la pareja cómica tipo el Gordo y el Flaco (C3PO y R2D2), el romance entre personajes secundarios (Han y Leia), el twist dramático de la historia (cuando Luke se entera que Darth Vader es su padre), la redención del villano (cuando el mismo Vader se arrepiente de ser un maldito) y el final feliz (el Imperio acaba destruido y lo buenos, como siempre, salen vencedores).

Casi la mayor parte de las referencias que hago son de la trilogía original, de las precuelas ya hablaremos más adelante, pero como vemos la línea argumental de Star Wars es muy sencilla y con unas bases del cine western bastante claras. Si la historia se reduce a la clásica lucha entre el bien y el mal ¿por qué entonces estas películas se convirtieron en un éxito?

Muy sencillo, Star Wars supo explotar la simplicidad de la que está compuesta su historia. Consiguió crear personajes empáticos, aun así fueran los antagonistas o robots humanizados. Star Wars supo construir una identidad y apegarse a ella. Es muy fácil que todas las personas que gustamos de esta película, nos sintamos identificados con alguno de los personajes o que queramos ser cómo alguno de ellos. Ahí radica la base de su inmenso éxito.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas para la saga. Como he mencionado antes, todas las referencias que he hecho hasta este momento son sobre la trilogía original, es decir, los ahora llamados Episodios III, IV y V. ¿Qué hay de los más recientes filmes? Para expresar mi sentir respecto a ellos, tengo que contar un poco de mi experiencia personal.

Star Wars ¿El renacer o la caída?

Tenía yo 11 años cuando el Episodio I de Star Wars se estrenó. Había yo visto ya las tres películas anteriores y me gustaron mucho, aunque no terminaba de comprender muy bien de qué iba la historia. Imaginen la emoción de un chamaco de esa edad que por primera vez iba a ver una cinta de Star Wars en el cine. El hype era enorme, no sólo para mí, sino para el resto del mundo. ¡Star Wars regresaba! Íbamos a conocer la historia de Anakyn Skywalker y cómo se había convertido en el despiadado Darth Vader.

Siento decir que la película fue una tremenda decepción. ¿Qué había pasado? La fórmula sencilla que habíamos tenido con la trilogía original fue borrada por completo. Ahora no teníamos a un héroe que aparecía de la nada, teníamos a un mocoso que era un genio para construir cosas (entre ellas a C3PO) y que quería mucho a su mamá (!!!). Además de tener una trama política que involucraba términos como ‘Federación’, ‘Senado’ o ‘Separatistas’ no ayudaba mucho. Quizá son términos que ahora sé qué significan, pero para la edad que tenía en ese entonces no estaba familiarizado con eso.

También influyó un pésimo villano, quesque según era el aprendiz del maestro Sith y resultó un charlatán que mata a Qui-Gon Jinn y luego muere a manos de Obi-Wan. Y como cereza del pastel, nos dejaron a ese extraño ser llamado Jar Jar Binks que sólo redondeo el desastre de película en que se convirtió el regreso de Star Wars.

Un par de años después llegó el Episodio II con ‘Attack of the Clones’ que, a pesar de no ser tan mala como su antecesora, no cumplió con las expectativas que de ella se tenían. Como lo expliqué con anterioridad, la fórmula no fue la correcta. Una trama complicada con mucho tinte político que a muchos aburrió no ayudaba para hacer ese click con la audiencia, lo cual la trilogía original sí logró. Además, la ausencia de un villano memorable y un protagonista que no nos transmitía lo adecuado también contribuyó a generar un sentimiento de decepción.

El Episodio III ‘The Revenge of the Siths’ fue la más rescatable de esta segunda trilogía. Fue la que más nos explicó cómo sucedieron las cosas y le dio sentido a los Episodios IV, V y VI. Pero estamos hablando de una sola película de tres, nos cumplió a medias las expectativas que teníamos. Aquellos que son de mi generación (que tenemos entre 26–30 años) no pudimos crecer con la maravillosa trilogía original y tuvimos que conformarnos con estas muy malas precuelas, excepto la tercera parte.

Aun y cuando los últimos tres filmes de la saga no fueron lo que muchos esperábamos, el legado de Star Wars se mantuvo intacto, las nuevas generaciones todavía crecen con la influencia de las películas, siguen teniendo las referencias culturales de las películas. ¿Por qué pasa esto? Porque Star Wars se convirtió en la saga de películas más grande de la historia. Sin ella no tendríamos otro tipo de éxitos como fue ‘Back to the Future’ o más reciente la saga de ‘Harry Potter’ o ‘Lord of the Rings’.

May the 4th be with you

Tan grande ha sido la influencia de todo el universo de Star Wars en la cultura popular que ya hasta tenemos el día dedicado a la saga de películas. Justo hoy lo estamos celebrando, pero ¿por qué justo en un 4 de mayo? Todo surge por la clásica frase que dicen los Jedis en las cintas: ‘may the force be with you’ o como lo conocemos aquí ‘que la fuerza te acompañe’.

El juego de palabras que implica decir en inglés ‘may the force’ y ‘may the fourth’ (que en la traducción es Mayo 4) fue la razón de que sea en este día que se celebre el también llamado Star Wars Day.

Sí, lo sé, todos los warsies (como se le conoce a un fan de la saga) podemos vernos muy fans al explicar este tipo de cosas, pero qué le vamos hacer, es parte de lo que he intentado explicar a lo largo de estas líneas: la influencia que ha tenido, y tiene todavía, Star Wars en la cultura popular es altísima.

En todo el mundo se celebran convenciones, la gente se reúne y se hacen festivales en este día sólo para rendir tributo a la una de las mejores historias de ciencia ficción que han existido. Es una tradición para los que somos fans (o mejor dicho warsies) hacer un maratón de las seis películas de forma seguida.

Ahora este legado estará en manos de JJ Abrams, quien será el encargado de darnos el Episodio VII de la historia. Confiamos en él porque fue el encargado de hacer las nuevas versiones de Star Trek y, a mí parecer, le quedaron estupendas. Hemos visto un par de avances y a pesar de que no sabemos mucho de la historia, el hype que ha provocado hasta ahora nos hace esperar una gran película. Esperemos no estar equivocados.

Yo no sé ustedes, pero yo ya quiero que sea diciembre y que podamos ir a las salas de cine y no toparnos, ojalá, con otro Jar Jar Binks. Pero de algo estoy seguro, el legado de Star Wars no sufrirá daños pase lo que pase con las nuevas películas, al contrario, puede incrementarlo. Estaremos por verlo en algunos meses.

¿Eres fan de Star Wars? Únete a la charla y compártenos tus comentarios y sugerencias. Puedes dejarlos en este mismo post o a través de nuestras redes sociales en Twitter y Facebook. Y no lo olvides: ‘may the forcé be with you’.


Originally published at www.vozcero.com on May 4, 2015.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Roberto Molina’s story.