Artur I de Cataluña

cazadebunkers.wordpress.com

La Fundéu BBVA estableció la palabra ‘refugiado’ como la más destacada del año, si bien es cierto que Artur Mas podría haber sido digno finalista. El Presidente de la Generalitat en funciones parece gozar de la confianza y el beneplácito del mismísimo Papa de Roma para seguir adelante con su proyecto, convirtiendo su figura como la única aparente del independentismo catalán, intentando emular al histórico dirigente catalanista Francesc Macià. Pero ¿y qué pasa con la corrupción del 3%? Los independentistas catalanes son conscientes de la culpabilidad de Artur Mas en torno a las corruptelas de los Pujol y el caso del 3% en Convèrgencia, sin embargo un buen sector sigue apoyando e idolatrando su figura como si del mismo rey se tratara. Quizás vean que la única persona capaz de llevar a una separación con el Estado español sea Artur Mas, obviando el resto de líderes políticos independentistas como Oriol Junqueras, principal socio del ‘President’, Raül Romeva, cabeza de lista de Junts Pel Sí, Anna Gabriel, una de las cabezas visibles de la CUP y el ya defenestrado Antonio Baños.

En este escenario, Artur Mas se mueve como pez en el agua, regalando a sus fieles ruedas de prensa periódicas, ensalzando su catalanismo y vendiéndose como el único político actual capaz de conseguir que Cataluña sea independiente a corto plazo, si bien es cierto que el señor Mas hace unos años parecía dejar el tema de la independencia en un segundo plano, argumentando que no era una cuestión importante e imprescindible para el partido. Artur Mas se acostó con las claras intenciones de seguir en España y se levantó al día siguiente con ideales independentistas. ¿Tuvo pesadillas esa noche el señor Mas?

En la otra cara de la moneda se encuentra la CUP, partido asambleario que acaba de rechazar de forma definitiva la investidura del señor Mas, convirtiéndose en el único partido de la historia que cumple con lo pactado en su programa electoral. Este hecho ha provocado la dimisión de uno de sus líderes políticos, Antonio Baños, claramente a favor de investir al actual Presidente en funciones con tal de lograr el objetivo final, la independencia de Cataluña. Anna Gabriel es hasta el momento la líder catalana más valorada, por lo que podría convertirse en nueva cabeza de lista en el caso de que se celebren nuevas elecciones, que a su vez es lo más probable. La cuestión es si la CUP saldrá beneficiada si se celebran unos nuevos comicios en Cataluña.

Mientras tanto, Artur Mas seguirá soñando con la idea de poder sentarse en la Casa de los Canónigos, residencia oficial de la Generalitat, como Presidente de la República Catalana (pese a que desde Jordi Pujol los Presidentes de la Generalitat han declinado la suculenta oferta de ocupar esta histórica residencia gótica). Desde el sector de ERC, algunos intentan apartar a Artur Mas del proceso para encontrar un candidato de consenso que convenza a la CUP de votar a favor en la sesión de investidura. Ese candidato podría ser Oriol Junqueras, pero ¿se arriesgará el líder republicano a ponerse en contra del político más carismático y querido por los independentistas catalanes? Continuará…