Congreso de los Diputados: Día I

Foto: www.publico.es

La XI legislatura de nuestra democracia no ha hecho nada más que comenzar, y con ella una de las épocas más impredecibles de nuestra reciente historia democrática, con el desconocimiento absoluto del que va a ser el próximo Gobierno de esta legislatura, si es que al final acaba consiguiendo alguno los votos suficientes para quedar constituido como tal. Una vez conformadas las Cortes Generales, empieza un proceso vital para la constitución del nuevo Ejecutivo, donde los partidos se reúnen en lugares clandestinos para llegar a acuerdos, que más bien parecen pactos con el diablo, ocultados en todo momento a la ciudadanía española.

En el día de hoy, el Congreso de los Diputados ha dejado un buen puñado de imágenes, que bien podrían copar las principales portadas de los periódicos generalistas de este país. Un bebé ha acaparado toda la atención de los periodistas gráficos, tal es la atención que se ha presentado sin saberlo a la Presidencia del Congreso de los Diputados. Es la primera vez que una diputada negra ocupa un escaño de esta Cámara. Rita Bosaho, sanitaria y activista de origen ecuatoguineano y militante de Podemos, se ha convertido en una de las grandes protagonistas de la mañana parlamentaria. Juantxo López de Uralde ha llegado en bicicleta al Congreso, en clara alusión a la defensa y preservación del Medio Ambiente. Ha sido un día en el que los puños alzados han vuelto después de tiempos inmemoriales, en los que el PSOE aún dirigía su puño al cielo simbolizando la lucha y la defensa de las clases más desfavorecidas.

Ha sido un día en el que lo preestablecido ha quedado enterrado y lo nuevo se ha impuesto, formando el Parlamento más fragmentado de nuestra historia. Sí, señoras y señores, el pluralismo político empieza a existir dentro de nuestras fronteras. Por otro lado, los diputados y diputadas de Podemos han dejado escrito con pluma estilográfica un nuevo capítulo en nuestra historia democrática, obviando las formalidades y el protocolo. Todos y cada uno de los diputados electos del debutante partido, han roto con las viejas formas para presentar unas nuevas en lo concerniente a la promesa o juramento del cargo.

Por último, es de reseñar que las cámaras de televisión han captado la figura de Pedro Gómez de la Serna, militante del Partido Popular, que está siendo investigado por la Audiencia Nacional por el cobro de comisiones en el extranjero. El señor Gómez de la Serna se ha escondido durante todo el pleno en una esquina de la bancada popular, sin embargo con su simple presencia ha advertido a todos los españoles que el corrupto no es una especie en extinción en este país. Es cierto que ha pedido la baja en el Partido Popular, pero también es cierto que lo ha hecho justo después de convertirse en un nuevo aforado en este Reino de Nunca Jamás. ¿Qué nos deparará esta XI legislatura? Juzguen ustedes mismos.