Vuelos demorados o cancelados: cuáles son los derechos de los pasajeros

Qué marca la normativa para cada circunstancia.

Una vez más, pasajeros que se quedan en tierra viendo cómo una protesta de trabajadores embarra el inicio de vacaciones o el comienzo de un viaje laboral con demoras y cancelaciones. Frente a este tipo de situaciones, qué derechos tiene el pasajero, qué puede exigir y qué no.

En la Argentina, la resolución 1532/98 de Transporte Aéreo establece en su artículo 11: “El transportador, salvo caso de fuerza mayor, debe cumplir con los horarios y los itinerarios publicados e indicados en el contrato”.

Demoras y cancelaciones en Aeroparque por protesta de trabajadores. Foto German Garcia Adrasti

“El paro gremial es considerado fuerza mayor. Esto significa que la aerolínea no tiene la obligación de ofrecer servicios compensatorios”, explica Santiago Aramburu, abogado especializado en derecho del turismo. Tampoco está contemplado en normativa internacional como el convenio de Montreal.

Sin embargo, aunque no haya obligación por parte de la empresa, se le puede pedir ubicación en otro vuelo o una vía alternativa.

Desde Aerolíneas Argentina, por ejemplo, informaron que “en total se cancelaron 117 vuelos y se vieron afectados 12.000 pasajeros. Se está reubicando a todos para que puedan volar en el transcurso de estos días. Se les avisó uno a uno cual era la situación y se reprogramaron los vuelos”.

En LATAM Airlines Argentina informaron que, “a raíz de las asambleas que se llevaron a cabo el día de hoy, la operación en los aeropuertos de Argentina estuvo afectada minutos después de las 8 de la mañana, normalizándose de forma paulatina por la tarde. Los pasajeros afectados fueron protegidos en los próximos vuelos con lugares, a la vez LATAM ofreció el cambio de fecha, cambio de ruta y devolución del boleto. La medida generó un total de 29 vuelos demorados y cancelados, afectando a un total de 3.345 pasajeros”.

“En caso de que el pasajero no acepte, no pueda o no quiera, podrá iniciar las acciones judiciales que estime por daño moral o cualquier otro perjuicio que considere, así como solicitar la devolución de la tarifa abonada por el servicio no prestado, conforme a las modalidades de pago realizadas”, agrega Santiago Aramburu.

Otros escenarios

Frente a otras situaciones que puedan provocar demoras o cancelaciones -el artículo 12 de la misma normativa menciona “circunstancias operativas, técnicas o de índole comercial”- por más de cuatro horas, deniegue el embarque por sobreventa, no haga escala donde debía o provoque una pérdida de conexión, el pasajero tiene derecho a ser incluido “en el vuelo inmediato posterior del mismo transportador para su destino, o al endoso de su contrato de transporte, incluyendo conexiones con espacio confirmado, cuando sea aceptable para el pasajero, o a ser reencaminado por otra ruta hacia el destino indicado en el contrato, por los servicios del transportador o en los servicios de otro transportador, o por otro medio de transporte, en estos últimos casos sujeto a disponibilidad de espacio”.

Además, en estos casos, la compañía aérea debe ofrecer al pasajero una comunicación telefónica al punto de destino y comunicaciones locales, comidas y refrigerios adaptados al tiempo de espera o alojamiento en hotel cuando la demora de un vuelo exceda las cuatro horas, además de transporte terrestre desde y hacia el aeropuerto.

“Estas situaciones muestran la importancia de que en el ámbito turístico existan vías administrativas eficaces frente a posibles incumplimientos o circunstancias que afecten a los pasajeros, ya sea en el Ministerio de Turismo, entes provinciales de turismo, ANAC, o Defensa del Consumidor”, señala Santiago Aramburu.

Fuente Clarín

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.