Escribir un diario para ser más feliz

¿Quieres ser feliz?… Escribe un diario.

Por Caligrama Editorial

Desde Ernest Hemmingway a Ana Frank, Virgina Woolf o Andy Warhol, algunas de las personas más influyentes de la historia han decidido mantener diarios personales con observaciones y detalles de sus vidas, que les han servido para dos propósitos: para hacer un registro diario que ha pasado a la posteridad y, a la vez, para liberarse de las preocupaciones del día a día.

A pesar de que hoy en día muchas personas suben constantemente contenido de sus vidas en las redes sociales, son muy pocos los que deciden, con un bolígrafo en la mano, enfrentarse a un papel en blanco y escribir sus experiencias. Si eres de los escépticos a los que no les gusta expresar sus ideas y no te atreves a desnudar tus temores en una página en blanco por la amenaza de que alguien lo lea, a continuación te damos algunas ventajas que quizás te hagan cambiar de opinión.

Mejora la salud

La escritura puede ser un método para conseguir una paz interior. Algunos científicos aseguran que plasmar tus vivencias en papel te ayuda a reordenar la psique y a reducir el estrés mental, porque escribir sirve como válvula de escape para las tensiones de la vida diaria.

Esto es debido a que se pueden revivir acontecimientos pasados en un ambiente seguro donde puedes procesarlos sin sentirte observado ni juzgado. Al tener la mente despejada, te permite encontrar soluciones más fácilmente.

Por otro lado, ayuda a reforzar la autoestima e incluso a mejorar el sistema inmunológico. La terapia de escritura ha sido constantemente utilizada durante años por terapeutas y psicólogos, que a su vez aseguran que es especialmente eficaz en las personas con enfermedades graves, como es el cáncer.

Potencia la creatividad

Seguro que muchas veces habrás oído que la mejor manera de mejorar en la escritura es seguir escribiendo. Es cierto, pero los beneficios van más allá del mero hecho de elaborar mejores frases. Por ejemplo, escribir regularmente puede ayudarte a procesar y comunicar ideas complejas con eficacia y a memorizar información importante.

En otras palabras, plasmar tus vivencias en palabras no solo te ayudara a procesarlas, también mejorarás como escritor, te permitirá ver oportunidades que quizás no habrían sido tan evidentes a simple vista, y a generar nuevas ideas.

Posibilita la introspección

Además de todas las ventajas citadas, llevar un diario nos permite acordarnos de los buenos momentos vividos, los logros de los que nos sentimos orgullosos, y recordar los errores que hemos cometido para intentar evitarlos en un futuro. Esto provoca que a la larga se gane en autoestima y se mejore la comprensión hacia uno mismo.

Escribir un diario resulta también una buena opción para forjar mejores hábitos, ya que se es más consciente de las acciones y comportamientos que se tienen. Se puede utilizar para generar hábitos alimenticios más saludables, para organizar tus tareas o deberes, o para comenzar una nueva rutina de ejercicio.

A pesar de que no estés del todo convencido con la posibilidad de que algún día se publiquen tus memorias, existen muchas más razones por las que llevar un diario personal: quizás te interese dejar a tus hijos un documento que cuente tu historia y lo que has logrado; quizás eres más práctico y quieres llevar un registro de lo que haces; o eres más imaginativo y lo que deseas dar rienda suelta y potenciar a tu creatividad; o tal vez lo que quieres es liberarte del estrés profesional o personal mediante la escritura.

Sea cuál sea el objetivo final, son muchos los beneficios de los que puedes disfrutar al momento si escribes un diario y, si quieres que llegue a mucha más gente, ¡no te olvides de publicarlo!