El diablo está en los detalles. Capítulo 2

Medidas contra la corrupción de Alianza para el Progreso

Toca el turno de revisar el plan de gobierno de César Acuña, recoger sus propuestas anticorrupción y ver si su equipo hizo la tarea.

APP propone medidas para responder a 11 problemas específicos asociados a la corrupción en el Perú. Están agrupadas bajo el rubro “Corrupción” dentro de la dimensión institucional de su plan de trabajo (p. 56–58). Cada medida viene acompañada -como el resto en todo el plan- de indicadores y metas. Salpicadas en otros rubros de esta dimensión, se puede encontrar compromisos vinculados a la transparencia -incluyendo los aportes de campañas políticas- y la rendición de cuentas. Varias veces, a lo largo del documento, se habla de “Estado abierto” o “Gobierno Abierto”. Todo esto, al menos de lejos, pinta bien. Hagámosle un zoom a la sección dedicada a corrupción.

Se podría separar las 11 propuestas en dos grupos. El primero tiene que ver con combatir la impunidad:

  • Eliminar la inmunidad parlamentaria para congresistas que fueron electos con procesos judiciales abiertos.
  • Eliminar el indulto para casos de corrupción, contra la libertad sexual y narcotráfico (sí, #narcoindultos).
  • Imprescriptibilidad para estos mismos delitos.
  • Muerte civil para estos delitos, así como trata de personas y otros delitos graves (¿cuáles?). Esto implica restricción de derechos políticos, de constitución de empresas y contratación con el Estado.
  • Que, como ocurre con el lavado de activos, la carga de la prueba le corresponda al procesado en los delitos señalados, incluso los otros graves que no se precisa.

Y el segundo con mejorar el sistema de control:

  • Que el Contralor General y todos los jefes de OCI subnacionales sean elegidos en votaciones populares.
  • Que el sistema de control realice controles previo, simultáneo y posterior.
  • ¿Crear? un Sistema de Justicia Estatal que articule fiscales, jueces, Contraloría y procuradurías. Para ser más efectivos.

Y luego hay otras medidas aisladas:

  • Concurso público para seleccionar a directores y gerentes de OSCE (nuestro supervisor de contrataciones).
  • Ampliar la capacidad de seguimiento y detección de la UIF (inteligencia financiera) en sectores de riesgo.
  • Sistema informatizado para que agencias anticorrupción puedan intercambiar información incluso a través de niveles de gobierno (aunque esta medida podría fusionarse con el sistema articulador de entidades anticorrupción, mantengámoslas separadas).
Terminé igual que Virgilio Acuña (tomado del utero.pe)

A primera vista, claro que son pertinentes las medidas ofrecidas: la impunidad y la debilidad de los mecanismos de control son problemas realmente serios en el Perú. 8 de cada 10 peruanos, según la última encuesta nacional de Proética (diciembre, 2015), cree que en los próximos años la corrupción no aumentará o seguirá igual; mientras que más de la mitad cree que la corrupción no se sanciona porque “todos están amarrados”. Sin embargo, la imprescriptibilidad ha venido siendo discutidas durante este gobierno, sin éxito; ¿qué asegura que, con un congreso que muy posiblemente también será altamente fragmentado, estas propuestas sí se aprueben? Y con respecto a la muerte civil, pues ya existe la ley que crea el Registro de Deudores de Reparaciones Civiles, que en la práctica impide que sentenciados por corrupción (y otros delitos) que no hayan pagado su reparación civil postulen a cargos públicos, laboren o contraten con el Estado.

APP propone también eliminar la inmunidad parlamentaria para congresistas con procesos judiciales que iniciaron antes de su elección. Sin embargo, si se hubieran tomado el trabajo de leer el reglamento del Congreso (artículo 16), podrían haber visto que desde hace varios años, esto ya está contemplado:

La inmunidad parlamentaria no protege a los Congresistas contra las acciones de naturaleza diferente a la penal, que se ejerzan en su contra, ni respecto de los procesos penales iniciados ante la autoridad judicial competente, con anterioridad a su elección, los que no se paralizan ni suspenden.

Más bien, me gustaría saber si Acuña le exigirá a los candidatos a congresistas por APP con investigaciones abiertas emitir un compromiso público de renuncia a su inmunidad desde ya, como para dar alguna señal política.

Pasando a otro punto, puede ser demagógico ofrecer una votación popular para elegir al Contralor y a los jefes de OCI de cada entidad descentralizada, cuando menos de la mitad de la población sabe que hay una Contraloría General de la República y mucho menos gente sabe que hay un sistema de control. ¿Por quién van a votar? ¿Bajo qué criterios? Esto no significa que sea clave asegurar la independencia de las autoridades de control, pero parece que no tienen claro cómo lograrlo.

Una última propuesta que me interesa comentar es el fortalecimiento de la UIF, que es clave en un país como el Perú; sin embargo la propuesta es muy escueta: se dice que habrá una mejora tecnológica y metodológica, pero nada más. La UIF viene reclamando que se le otorgue la competencia para levantar el secreto bancario y tributario, entre otras cosas. ¿Se comprometerá Acuña a impulsar esto?

Antes de terminar, comparto una inquietud: siendo Luis Iberico un líder reconocido de esta organización política, uno se pregunta porqué dos proyectos que ha venido impulsando -la autoridad garante de la transparencia (INTI, recientemente re-ingresado) y la nueva ley de lobby- no están incluidos en la propuesta.

En conclusión, tenemos un plan que a pesar de contar con propuestas que buscan resolver problemas importantes -no todos-, se queda bastante corto en el detalle de lo que ofrece, además de la poca seriedad al proponer cosas que ya existen.