Una nota sobre Facebook

El problema con querido Facebook es que te permite modificar la fecha de publicación de tus posts y con ello dar pie a que los malévolos de siempre aspiren a apropiarse de tus contenidos culturales, artísticos o ideológicos. En una era en que la información fluye de manera galopante y en la que no todo el mundo está dispuesto a reconocer las influencias que toman de otros — muchas veces siendo esto un mecanismo de defensa de corte represivo o inclusive aislante — es importante aprender a: 1) Reconocer lo que otros, contemporáneos o no, hayan aportado a nuestra ventana óptica y hacerlo siempre expreso, cuando sea necesario, a través de estos espacios y 2) Exigir a lugares como Facebook que privilegien mecanismos editoriales en donde la producción intelectual de los autores se mantenga lo más protegida posible del ataque de los facinerosos de siempre. Tache para ti Facebook.

Manía escritural