Como perdí 90.000 pesos y consejos para comprar un Iphone usado

Corría diciembre y llevaba meses con el asunto de comprarme un iPhone, como no estaba dispuesto a gastar dinero en comprarme uno nuevo, decidí comprar uno usado así que con un dinero que me sobraba decidí autoregalarmelo para navidad. Ese día busque en Facebook un par de vendedores, encontré unos cuantos y comencé a contactarme con ellos, específicamente eran 3 y solo uno de ellos me contesto. Recuerdo que se llamaba Pablo San Martin. Empezamos a coordinar y en menos de 5 minutos ya habíamos acordado todo para ese mismo día. De esta forma quedamos de juntarnos dentro de una hora en el metro Francisco Bilbao. Todo muy rápido, ¿no?.

Si te importa un carajo mi anecdota y solo quieres saber como comprar un Iphone usado de manera segura clickea aqui.

Le pedí a dos de mis amigos que me acompañaran y partimos los tres hacia el metro.

Sabia cada cosa que debía revisar al momento de comprar un iphone usado y en mi interior repasaba mentalmente como seria la transacción y que revisaría en el dispositivo antes de entregar mi dinero. Lo mas importante era que no estuviera bloqueado por iCloud. Llegamos a la estación, y yo seguía repasando mentalmente cada punto mientras esperábamos, no fue mucho ya que al cabo de 5 minutos aparecía un tipo con el clásico comportamiento de quien va a vender algo en el metro: mirando a todo el mundo buscando una señal que indique que tu eres el comprador. Fue así como cuando me miro supo inmediatamente que era yo(¡Que romántico!).

De esta manera fue como lo saludé e inmediatamente comencé a revisar el dispositivo mientras el hablaba no se que cosas, realmente no interesa mucho lo que digan, debes ver el dispositivo. Para mi sorpresa este Iphone 5, estaba en la pantalla de configuración inicial, si has tenido uno sabes que primero aparece un fondo blanco donde debes configurar el idioma, la región donde vives y un montón de otras cosas. Eso para mi ya era razón suficiente para no comprarlo, ya que sabia que en esa pantalla no se puede saber realmente si el teléfono tiene alguna especie de bloqueo por dos razones:

Debes tener a mano un chip para iniciar la validación, en este caso un microchip.

Debes tener una conexión a internet, ya sea de wifi o móvil para iniciar la validación.

En mi caso no tenia ninguna y comencé a decirle a Pablito que porque estaba en esa pantalla y el contesto diciendo que la hermana lo había restaurado antes de entregarlo para que fuera llegar y vender(¡Que tierna!). Seguí revisando y aparte de eso había otro detalle: la tapita que soporta el microchip no estaba . Se lo hice notar y me dijo que lamentablemente se le había quedado en la casa. Ustedes comprenderán que esos antecedentes eran razones mas que suficiente para tomar mi dinero y salir huyendo de ahí.

Pues yo hice exactamente lo contrario(¡Que imbécil!) me quedé ahí con mi dinero sin saber porque. Pablito siguió con su discurso de ventas y de pronto me dice:

Si quieres no me pasas todo el dinero y el sábado cuando llegue mi hermana, nos juntamos de nuevo así tu me pasas la diferencia y yo te traigo la tapita del chip, de esta forma ademas tienes tiempo para ver si el Iphone funciona correctamente.

Me cago, por pura psicología Pablito, el pan de Dios, se gano mi confianza y accedí. Le pasé mi dinero, me pasó el teléfono y se despidió muy cordialmente dándome todos los detalles para la próxima junta además de sus datos de contacto. Que tipo mas servicial.

Me fui en el metro feliz con mi nuevo teléfono y ansioso por llegar a la casa y configurarlo, pero a medida que pasaban las estaciones esa felicidad se fue convirtiendo en ansiedad, ya fuera de la transacción, comence a pensar mas fríamente y deduje al igual que ustedes hace 3 párrafos que había sido una compra mala, muy mala. Me apuré lo más que pude para llegar y revisar el Iphone cuando recuerdo que no tenía el maldito microchip. En mi interior se agolpo toda la ansiedad y quise explotar, necesitaba urgentemente saber si me habían cagado o no. De pronto recordé que habiamos contactado por Facebook y si el tipo era honesto obviamente seguiría siendo mi amigo y podría contactarme con el. Abrí mi laptop (siempre quise decir laptop), entre a Facebook y busque a Pablito. Fue como un golpe en la zona baja cuando la red social me mostró ese pulgar con un parche que siempre muestra cuando alguien te bloquea.

En ese momento caí en cuenta de que Pablito, pan de Dios, me había cagado, el muy hijoeputa me cago y ahí estaba yo con mi Iphone, mi frustración, mi cara de estafado y sin mis 90.000 pesos. Me sentí como las gónadas.

Solo por confirmar llamé a Uri, uns de mis amigos que me acompaño y le dije: Creo que me cagaron tienes un microchip para poder probar el Iphone.

En mi interior aun quedaba un ápice de esperanza.

El me dijo que si y partí lo mas rápido que pude a su casa. Le explique todo y comenzamos a realizar las pruebas correspondientes. Insertamos la sim, conectamos a wifi y ahí estaba lista para sepultar cualquier esperanza la frase que decía:

Este Iphone ha sido robado, por favor comunícate con tal numero.

Me sentí horrible ya que en menos de dos horas había descubierto como no comprar un Iphone, como perder noventa lucas y como sentirte como un total imbécil. Ni Einstein descubrío tantas cosas en dos horas.

Empezó la negociación

Me sentía como el culo, tenia que hacer algo para dejar de sentirme así y fue así como en mi interior se dío inicio una intensa negociación. Necesitaba sacar algo de toda esta experiencia, no podía ser en vano. Entonces le comencé a colocar precio a lo que había aprendido, hice cálculos, sume, reste, derive y aplique raíz cuadrada y no había caso, podría haber aprendido como comprar cosas usadas perdiendo tan solo 10 lucas.

Así que pasamos al siguiente intento: ¿Y si lo vendo yo? Me cago a alguien, recupero el dinero y ademas aprendo como estafar personas. Fantasee con esto dos minutos pero luego volví en mi y claramente no era una alternativa, tengo principios, un poco distorsionados pero tengo.

Pasamos a la siguiente negociación: ¿Y si lo devuelvo?, claramente no al imbecil de Pablito sino que a su verdadero dueño, en ese caso ya tenia su teléfono y su correo así que no me costaría mucho contactarlo. Me pareció interesante hacer esto, encontrar a alguien y devolverle algo que le habían robado hacia bastante tiempo y que seguramente había dado por perdido era sin duda gratificante. Inmediatamente agregue aquel numero que salía en la pantalla del dichoso Iphone a WhatsApp.

¡Hola!

Como cualquier otra conversación con alguien que no conoces esta se dio muy vacía hasta que le explique mi historia finalizando con un:

Y así es como tu teléfono llego a mis manos ¡y quiero devolvértelo!

Que weón mas tierno, por Dios.

Ella era una niña de quizás unos 17 años y estaba realmente agradecida, me contó como se lo habían robado y un montón de cosas. Finalmente se despidió derritiendose nuevamente en gracias por aquí y gracias por allá haciéndome saber que en un par de días me contactaría el papá para encontrarnos y hacer la entrega ya que ella se encontraba fuera de Santiago.

Eso fue un poco desmotivador ya que la idea era entregarle el teléfono a la dueña y ver como reaccionaba, ya que si habia perdido esa cantidad de plata al menos queria hacer feliz a alguien.

Como le había hablado desde el teléfono de mi amigo, fue el quien coordino la entrega los días posteriores. Un par de días después estaba todo listo para juntarnos en el metro Grecia.

Yo sinceramente estaba muy ansioso por entregarlo y sentir que al menos pude hacer algo bueno con ese dinero que habia malgastado egoístamente

Llegamos al punto de encuentro, esperamos 5 minutos cuando aparece el padre de la niña con cara de pocos amigos.

Algo no andaba bien ya que esa no era la cara de alguien que estaba contento de recuperar algo. Comenzamos a conversar y trate de contarle como había llegado el teléfono a mis manos pero poco le importo, el solo quería llevárselo y ya. Por mi parte eso no era lo que yo tenia en mente de esta situación, pensé que habría lagrimas, agradecimiento y un poco de empatía hacia mi perdida. Nada de eso, en su lugar había un viejo petulante con aires de cuico, insinuando que yo me lo robe y que me merecía lo peor del mundo.

En ese momento me dieron ganas de tomar el teléfono y tirárselo por la cabeza a este weon y aparte pegarle unas patadas en la frente por petulante y altanero. Finalmente me paso un par de billetes, como «propina» por mi buena voluntad. Ahi si que me dieron ganas de romper los billetes en su cara, primero por insinuar que soy ladrón y luego por darme un par de billetes cínicamente que casí rechazo pero como ya había perdido dinero me contuve y acepte a regañadientes ya que en verdad los necesitaba.

Reflexiones finales

Pablito(o como sea que te llames) si estas leyendo esto, debo decir que no quedo resentimiento alguno contra ti, no va conmigo permitir que emociones tan negativas me influyan, y me conforma saber que al toparme con gente como tu no me dejo contaminar. El problema no lo tengo yo, lo tienes tu al poseer una actitud tan rata y básica, seguiras moviendote asi por el mundo y solo tu cargaras con ese peso.

Viejo picao a cuico no tengo nada en contra de ti, solo me molesto ese dia tu actitud, pero es entendible en tu posición.

Finalmente me quede sin dinero, sin teléfono, sin gratitud y con rabia. Pero aun así pude aprender todo lo que debes revisar al momento de comprar un Iphone de segunda mano y te lo comparto en el siguiente link para que a ti no te pase nada de esto.

Este articulo esta escrito de manera anecdótica y con fines teraupeticos.

De todas maneras si tienes alguna recomendación en el estilo de la escritura o encuentras algún error, házmelo saber.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.