CFK pidió premura en el juicio oral

Buenos Aires.- La cámara Federal confirmó que Cristina Fernández y los 14 implicados serán procesados y ratificó el embargo por 15 millones de pesos (unos 967.000 dólares).

La ex presidente de Argentina, Cristina Fernández desistió de apelar la confirmación del proceso que enfrenta por supuestas irregularidades realizadas durante unas operaciones del Banco Central, dictada viernes por la Sala II de la Cámara Federal de Buenos Aires, y pidió al juez federal Claudio Bonadio ser enviada con premura al juicio oral.

“Siguiendo expresas instrucciones de mi mandante, con el propósito de esclarecer los hechos investigados de manera pública y ante una instancia judicial imparcial, requiero que se arbitren las medidas procesales pertinentes a fin de que la presente causa sea elevada a la etapa oral, con la mayor premura”, sostuvo el abogado defensor de Fernández, Carlos Beraldi mediante un comunicado.

Con la decisión de la ex mandataria, quedarían solo las 14 personas que desempeñaban altos cargos administrativos durante el mandato de Fernández y que están siendo procesados por la misma causa. Entre ellos el ex ministro de Economía Axel Kicillof y el ex presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA) Alejandro Vanoli, por decidir si van a un proceso de apelación o confirman los procedimientos dispuestos en el fallo.

Cristina Fernández

Sin detención

Por su parte, el magistrado descartó que exista una orden de detención contra Fernández mientras esté llevándose a cabo la causa que investiga irregularidades hechas por la ex mandataria durante su Gobierno (2007–2015) con el Banco Central, causa por la que fue procesada en mayo del año en curso. Sin embargo, la Justicia deberá decidir si cierran la pesquisa para dar paso al primer juicio oral contra ella.

“Procesalmente, no están dadas las cuestiones que hacen a una posible orden restrictiva de la libertad” de la ex mandataria, indicó el magistrado federal, quien hizo hincapié en que dicha medida se aplica “en contadísimas ocasiones”, cuando “no hay absolutamente ninguna otra opción”.

“En perjuicio de la administración pública”

La investigación contra Fernández es por la venta a futuro de dólar por parte del Banco Central, venta que se generó cuando comenzó el crecimiento de los contratos de eses mercado en el segundo semestre del 2015, a valores más bajos de los que se transaban en el exterior. Según la Justicia, los datos recaudados apuntan a que, de la diferencia entre el precio pactado y el del mercado de la venta de dólares a futuro, se registraron millonarias pérdidas para la entidad bancaria.