Empresaria se declaró “dueña del sol”

España.- Una empresaria española se ha declarado “dueña del sol” y espera que le paguen por el uso que todos tienen de él.

Hace unos 5 años en el 2012, a española Ángeles Durán, de la ciudad gallega de Vigo, se dirigió a un abogado para que él le pudiera cumplir un sueño, un deseo muy íntimo, ser dueña absoluta del Sol.

El abogado al escuchar lo que le pedía la española, consultó esta situación con el colegio profesional de abogados y decidió ayudarla en la extraña petición de la mujer.

En la petición, la española manifestó : “Soy dueña del sol, la estrella de tipo espectral G2, la cual se encuentra en centro de nuestro universo a una distancia de la tierra aproximada de 150 millones de kilómetros”. Asimismo decretó que la obtención de la propiedad relatada constituye una aprehensión electromagnética y radiactiva al no existir en más de cinco millones de años propietario alguno y por esto la señora Ángeles Durán es declarada oficialmente dueña por usucapión del Sol ya que es de buena fe que lo obtiene.

Ángeles ya como dueña definitiva de esta estrella pretende cobrar el uso de la energía solar para así poder distribuir los ingresos en partes iguales para que el presupuesto General del Gobierno Español garantice la liquidación de las pensiones mínimas, para la investigación de la salud, para disminuir el hambre y para los gastos personales e íntimos que tenga Ángeles Durán.

En el año 2013, Durán puso a la venta su propiedad (el Sol) por parcelas, por medio de páginas españolas e italianas, pero el portal web le prohibió la comercialización de su propiedad, y como presidente de una asociación de consumidores y usuarios decidió demandar.

Esto no lo es todo, Durán no solo resulta ser dueña del Sol, también tiene a su nombre la partitura más larga del mundo y además es dueña del grito de Tarzán (porque el ya perdió un pleito con la SGAE). El Sol y el grito de Tarzán solo son para ayudar a las personas y no para interés propio, dijo la empresaria española, creando así una de las mayores disyuntivas de los últimos tiempos.