Fracasó guerra contra el narcotráfico en México

México.- De acuerdo al “Programa de Datos sobre Conflictos”, un estudio periódico que lleva a cabo el Departamento de Investigación sobre la Paz y Conflictos de la Universidad de Upsala, (en territorio de Suecia), el cual recopila los registros de fallecidos en conflictos bélicos, la República de México es la nación más violenta de América y la novena en el mundo.

Ciudadanos ahorcados en puentes de tránsito público, asesinados en bolsas, fosas comunes con decenas de cadáveres y cabezas picadas, son noticias recurrentes en la “normalidad” del territorio de México actualmente, y en particular desde que el gobierno de Felipe Calderón declaró la denominada ‘Guerra contra el Narcotráfico’ en el pasado año 2006.

Mostrada públicamente como la ‘estrategia salomónica’ que consentiría paralizar e inclusive erradicar el crimen organizado, soltó las riendas para que las Fuerzas Armadas de la nación se involucraran de forma directa en el combate al narcotráfico, remontando la militarización del México y cristalizándolo como uno de los espacios de conflictos más brutales del continente.

Según manifestó el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre los años 2007 y 2016 se reconocieron de forma pública cerca de 200 mil muertos, al tiempo que en relación a los desaparecidos, organizaciones de derechos humanos refieren cifras de entre 30 mil y 50 mil desaparecidos.

Resultado de imagen para narcotráfico

Aumentaron secuestros y agresiones

Por otro lado, asociaciones de derechos humanos advirtieron de forma reciente sobre el aumento de los secuestros y desapariciones de migrantes que pretenden cruzar clandestinamente a Estados Unidos a través del territorio de México, y dieron a conocer que cerca del 99 por ciento de esos delitos permanecen impunes.

“Los individuos migrantes que circulan por México experimentan un grave escenario de violencia que durante los últimos años empeoró”, explicó en rueda de prensa la coordinadora para la República de México de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), Ximena Suárez.

El documento reconocido como “El acceso a la justicia para personas migrantes en México”, escrito por entidades de los derechos humanos, señaló que las ciudades donde más se muestran delitos en la República de México son Oaxaca, Chiapas y Tabasco, así como en los estados norteños de Sonora y Coahuila.