¿La ansiedad oculta un inconveniente médico?

Resulta corriente sentirse ansioso luego de recibir el diagnóstico de un padecimiento grave. Pero, ¿qué ocurre si los síntomas de ansiedad encubren un sufrimiento físico aún no diagnosticado? ¿Y si las sintomatologías físicas brotan de un trastorno psicológico? ¿Cuánto tiempo se precisaría para revelar la auténtica causa de los síntomas?

Psychiatric Times, una publicación clínica estudiada por unos 50 mil especialistas psiquiatras al mes, ofreció una “enumeración parcial” de 47 patologías que pueden mostrarse en primer orden como ansiedad.

A eso se le añadió otra “lista parcial” de 30 clases de fármacos que pueden producir ansiedad, entre ellos ciertos antidepresivos de gran utilización.

Según reseñó New York Times News Service, esas listas surgieron en un apartado reconocido como: Manejo de la ansiedad en los enfermos, y su propósito era advertir a los practicantes médicos de la eventualidad de que ciertos pacientes ansiosos o con depresión consiguieran tener un sufrimiento médico el cual debería atenderse para que se solucionaran los síntomas emocionales.

La finalidad es evitar lesionar a los pacientes por no registrar la causa emocional de un inconveniente físico o no tratar los mecanismos emocionales.

Imagen relacionada

La complicación de fracasar ante el diagnóstico conveniente surge de la separación de poderes dentro de la medicina, que comúnmente impide que los practicantes observen el bosque por estar inspeccionando los árboles, por así expresarlo.

Los médicos suelen encontrarse mal equipados para buscar y tratar síntomas emocionales vinculados con un sufrimiento físico. Y los psiquiatras pueden no meditar en torno a la posibilidad de que un paciente con definitivos síntomas de ansiedad en realidad tenga un trastorno físico.

La sintomatología

Médicos y especialistas del Instituto Cardíaco de Montreal reconocieron en 1996 que alrededor de la cuarta parte de los 441 pacientes que habían ingresado a la sala de urgencias debido a sufrimiento en el pecho en verdad sobrellevaban un ataque de pánico.

La ansiedad tenaz puede originar síntomas como mareos, ansia y diarrea, o sufrimiento muscular, fatiga, dolencias de cabeza y fallo de aire. Esto puede conducir a todo tipo de dispendiosos exámenes en una investigación inútil de orígenes físicos. Pero casi la tercera parte de los individuos con trastornos de ansiedad jamás se tratan de eso.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.