Sigue avanzando el diálogo entre el ELN y el Gobierno de Santos

Colombia.- Juan Camilo Restrepo, jefe de la delegación del Gobierno colombiano en los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), aseguró este jueves que se está avanzando de manera positiva en las negociaciones que se llevan a cabo en dos mesas paralelas.

A través de su cuenta en Twitter el vocero gubernamental comentó hoy que se están sesionando en dos espacios de trabajo para poder discutir de manera simultánea cómo será la participación de la sociedad dentro de las pláticas (punto primero de la agenda pactada) y también las soluciones a cuestiones en el rango humanitario.

Desde el pasado 7 de febrero comenzaron en la ciudad de Quito, Ecuador, las conversaciones públicas entre el Gobierno colombiano y el ELN, encuentro menos numeroso que el llevado a cabo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), pero que igualmente ha activado la paz a un conflicto de hace más de medio siglo. Estas fases de negociación estuvieron antecedidas por un período de acercamientos confidenciales entre las partes.

Según el representante del Ejecutivo en esta segunda etapa del proceso pacificador, todos los delegados están trabajando con la máxima celeridad para poder alcanzar lo más pronto posible los resultados. Aunque también quiso dejar claro que la prudencia tiene que formar parte de los acuerdos, ya que no se deben cometer errores ni generar malos entendidos.

En esta mesa que está destinada a examinar los asuntos de tipo humanitario, ambos equipos van a exponer cuáles son sus preocupaciones. En base a esto, el comandante del ELN Pablo Beltrán, adelantó que dicho grupo guerrillero se dispone a dar un paso adelante en los diálogos formales con la administración de Juan Manuel Santos.

El ELN plantearán que se ha hincapié en el tema de las retenciones de ciudadanos por el ELN, así como también el cómo se tratarán los temas de la persecución política y la impugnación por crímenes políticos.

En opinión de Restrepo, el objetivo principal es ir reduciendo de manera paulatina la intensidad del largo conflicto, y que se vayan desvinculado ciertos crímenes con la actividad del ELN en varias zonas de Colombia.

El pasado 24 de noviembre Santos y el líder de las FARC, Timoleón Jiménez, lograron firmar el acuerdo definitivo de paz con el que ambas partes se comprometieron a terminar los enfrentamientos y las hostilidades. En este caso, se está buscando llegar a un acuerdo con los mismos términos, y lograr que todo conflicto con guerrillas en Colombia desaparezca.