Trump solicitó investigación a Obama

Estados Unidos.- El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, solicitó al Congreso que se investigue de manera exhaustiva si el expresidente Barack Obama ordenó la intervención de sus teléfonos.

Trump pidió de manera formal al Congreso que investigue presuntas escuchas telefónicas de las que alega haber sido víctima por parte de su antecesor, Barack Obama, antes de las elecciones de noviembre de 2016.

El primer mandatario estadounidense pidió que “en el marco de sus investigaciones sobre la injerencia rusa, las comisiones de inteligencia del Congreso ejerzan su autoridad de supervisión” para determinar si el gobierno anterior se extralimitó en 2016, señaló el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, en un comunicado.

En el texto se alude a informes no especificados “de investigaciones políticamente motivadas justo antes de la elección”, los que califica de “muy inquietantes”.

El corto comunicado se divulgó un día después de que Trump acusó en Twitter a Obama de haber intervenido sus teléfonos antes de las elecciones de noviembre, sin proporcionar pruebas de esa acusación.

“Terrible! Me acabo de enterar que Obama había pinchado mis líneas en la Trump Tower justo antes de la victoria”, escribió Trump en Twitter el sábado. “Esto es McCartismo”.

“Apostaría a que un buen abogado podría llevar adelante un gran caso por el hecho de que el presidente Obama pinchaba mis teléfonos en octubre, justo antes de la elección!”, tuiteó.

Mediante un comunicado, el portavoz de Barack Obama, Kevin Lewis, dijo el sábado que “ni el presidente Obama ni ningún funcionario de la Casa Blanca ordenaron espiar a ningún ciudadano estadounidense”.

Por su parte, los abogados de Obama destacaron que Trump no puede tomar ningún tipo de acciones ya que solo un tribunal puede realizar este tipo de acciones a nivel judicial.

Los comentarios ofrecidos por Trump en su cuenta de Twitter se publicaron luego de la avalancha de revelaciones sobre contactos entre diplomáticos rusos y los más cercanos colaboradores del mandatario, entre ellos el secretario de Justicia, Jeff Sessions.

El Presidente de los Estados Unidos negó reiteradamente que tenga vínculos personales con el Kremlin, y sus asesores han negado o minimizado esos contactos.

Se dio a conocer que el Congreso abrió las respectivas investigaciones con referencia al caso.