Queremos que las economías regionales tengan los mismos beneficios impositivos que el Gobierno le otorgó al champagne

Estuve en La Banda, Santiago del Estero, dialogando con vecinos, trabajadores y pequeños y medianos productores, preocupados por las dificultades que enfrentan día a día.

Yo también veo con preocupación la falta de sensibilidad que tiene el Gobierno con los trabajadores. Con los aumentos de tarifas en energía, combustible, peajes y prepagas, la falta de incentivo a la producción nacional y el debilitamiento del mercado interno, en Argentina se perdió la movilidad social ascendente.

Las decisiones del Gobierno siguen perjudicando a millones de argentinos que la siguen pasando mal día a día. Tenemos que recuperar el poder de compra porque eso reanima nuestro mercado interno. Si los trabajadores tienen plata, los comerciantes venden y las PyMEs producen.

Queremos que las economías regionales tengan los mismos beneficios impositivos que el Gobierno le otorgó al champagne. No puede ser que el champagne tenga beneficios y no los tengan la manzana, el ajo, el tomate o la pera. Tenemos que cuidar el empleo y la producción nacional.

Nuestra propuesta para las economías regionales apunta al mejoramiento del financiamiento con líneas de crédito a tasa preferencial, constitución de un fondo financiero para la compra de bienes de capital, rediseño de procesos, reformulación de productos, desarrollo de proveedores y gestión del riesgo, exención de tasas e impuestos en inversiones, mejorar la infraestructura, abrir mercados en el exterior para las economías regionales y promover las exportaciones para lograr la entrada de productos argentinos en los mercados internacionales.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.