Building Bridges

1 de Junio. Junio… Que bien suena, ¿Eh? Espero que no me hayáis echado mucho de menos este último mes. Se acercan las recuperaciones, las notas finales, y el Verano. Pero todo eso lo hablaremos mas adelante. Hoy creo que hay que analizar cuál es la misión de una nación, o, cual debería de ser. Bienvenidos al Diario de un Desconocido…

¿Era así verdad? Bueno, no lo sé, mucho tiempo sin escribir. Sinceramente me hace gracia que se celebre que se gane una competición la cuál ha sido pitada por ellos mismos 90 minutos antes. Si no os sentís españoles, o no os gusta ser españoles, ¿Por qué participáis en la Copa de S. M. el Rey? No lo entiendo. En fin, no vengo a hablar de que se hace en el Fútbol y que no.

Es muy probable que alguien no esté orgulloso siendo Español, incluso sigue siendo igual de probable que se sienta a gusto destrozando nuestros símbolos. Pero aunque no estemos contentos siendo Españoles, debemos, o eso creo, realizar la misión que deberían de hacer los Políticos o la Realeza: Unirnos. ¿Qué es si no un país?

Siempre he pensado que los ciudadanos tenemos que unirnos por el simple hecho de ser una comunidad. Da igual la ideología, nuestra tendencia política o el equipo de Fútbol del que seamos socio, ¿De que nos sirve estar solos? Desde hace dos años vengo echando por tierra uno de los mayores tópicos Españoles. Los Andaluces no pueden ver a los Vascos, y viceversa. Uno de mis mejores amigos (O al menos lo sigo considerando así, no si él también.) vive en Euskadi, en la otra punta de España, y me he llevado siempre bien con él pese a que nuestras ideologías eran completamente opuestas. Por dicha regla, un Catalán puede llevarse perfectamente con un Madrileño, este también con un Gallego y este a su vez con un Murciano. ¿Por qué hacernos ascos los unos a los otros? ¿Debemos ser influidos por personas enchaquetadas que se ponen a soltar un rollo con una pancarta detrás que pone ‘Vóteme’? No, creo que no.

No me siento orgulloso de ser Español porque tengamos una Política estupenda, ni porque tengamos la mejor Selección de Fútbol del mundo, ni porque hagamos las mejores películas. Me siento orgulloso por lo que hemos logrado hasta ahora. Avances en medicina, en el campo de la tecnología, en investigaciones científicas y en mil cosas mas. Me siento orgulloso porque hemos demostrado que podemos permanecer unidos aunque ahora no esté pasando del todo. Y por ello respeto lo que nos representa: La bandera, que por cierto, no es franquista, sino que lleva vigente desde 1785 con el primer pabellón naval, y que mantiene su diseño con el escudo intacto desde 1981, y con el himno, la Marcha Real, adoptada en 1770. Tal vez no sean los mas molones del mundo, lo sé, pero es nuestra identidad, y, repito, dejando las ideologías políticas de lado, es lo que nos une. Me gusta España y no por ello hago ascos ni a un Catalán, a un Gallego, a un Vasco o a un Esquimal. ¿Tan dificil es dejar las ideologías de lado para unirnos, y construir puentes entre nosotros? Creo que no.

Opinión personal.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.