Los grises quieren ganar.

(Lo escribí hace un tiempo pero siempre vuelve).

Sin matices se enredaron mis pensamientos,
todo lo negro, todo lo blanco.
Los caminos ya no se cruzan,
paralelas eternas se extienden como medusas.

La necesidad se torna comodidad,
cuando el cambio es difícil de pensar.
Pegar el salto sin red, ya no es fácil,
ya no es como era ayer.

Un vacío con ecos refractados,
hacen ruido pero sin ser escuchados.
La espera cosecha posibilidades,
pero se torna insulsa sin ver resultados.

Satisfacción inmediata que sabe a nada.
Un suave placebo para calmar las ansias.
No se detiene, él sigue su marcha.

Atreverse a aceptar la verdad,
es un paso doble que ayuda a ganar.
Nuevas voces, nuevas caras,
renuevan horizontes y liberan las trabas.

Palabras que dan vueltas perturbando la razón,
pelea eterna con los sueños para que gane la imaginación.
La realidad, al fin, se teñirá de ilusión,
en un hoy imperfecto que no busca perfección.

Los grises quieren ganar, buscan entre tus cosas para que veas la realidad.
No todo es malo, no todo es vil, él sigue su paso, pero porque vos lo dejaste ir.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.