El síndrome de Burnout: un mal personal, organizacional y social

La palabra en inglés “burnout” es un término que va más allá del simple agotamiento o estar exhausto, pues implica también una actitud hacia el trabajo carente de ánimo. Por lo tanto, podríamos traducirlo como “estar quemado, consumido o cansado”.

El síndrome de Burnout (o “síndrome del quemado”) es un padecimiento muy común entre profesionistas y está relacionado con ambientes laborales altamente competitivos y largas jornadas de trabajo. Este trastorno psicológico genera un estado de agotamiento físico, emocional o mental que tiene consecuencias en la autoestima, mediante un proceso paulatino, en el cual las personas pierden interés en sus tareas o el sentido de responsabilidad.

El síndrome de Burnout fue descrito por primera vez en 1969 al comprobar el extraño comportamiento que presentaban algunos oficiales de policía de aquella época. En 1974 Freudenberger hizo más popular al síndrome, y posteriormente, en 1986, las psicólogas norteamericanas C. Maslach y S. Jackson lo definieron como “un síndrome de cansancio emocional, despersonalización, y una menor realización personal que se da en aquellos individuos que trabajan en contacto con clientes y usuarios”.

De acuerdo con un estudio reciente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los mexicanos trabajamos 500 horas más que el promedio entre los países miembros, que incluyen a naciones como: Estados Unidos, España, Francia, Alemania, Chile y Canadá.

Además, México es de los países con menos vacaciones al año. De acuerdo con una encuesta realizada por OCCMundial, 67% de los profesionistas mexicanos trabajan más de 8 horas diarias y 43% de ellos sólo cuentan con 6 días de descanso al año. Con estos antecedentes, es comprensible encontrar cada vez más personas que experimentan estrés crónico, desmotivación y bajo rendimiento laboral.

Las principales manifestaciones del síndrome de Burnout son:

1. Agotamiento.

Sentirse exhausto todo el tiempo es la primera señal de alarma; se experimenta cansancio físico y mental.

2. Falta de concentración.

Cuando se padece estrés crónico es común que nuestras habilidades cognitivas se vean afectadas; poca concentración, dificultad para tomar decisiones u olvidos recurrentes son síntomas frecuentes.

3. Problemas de salud.

Sufrir agotamiento laboral desencadena una serie de problemas de salud física como problemas para dormir, trastornos digestivos y bajas defensas.

4. Falta de motivación.

¿Te cuesta levantarte cada día para ir a la oficina? La falta de entusiasmo es un síntoma característico del Burnout.

5. Irritabilidad.

El Burnout puede provocar diversos comportamientos negativos, como irritabilidad, frustración, negatividad, cinismo y cambios frecuentes de humor.

6. Baja productividad.

¿Recuerdas cómo fue tu desempeño tus primeros meses en la empresa? Compáralos con tu rendimiento actual ¿hay una diferencia importante? Cuando se padece Burnout es común que la calidad de nuestro trabajo sea deficiente.

7. Escasa vida social.

Cuando las personas viven para trabajar es común que dediquen cada vez menos tiempo a su vida social y a sí mismas. El síndrome de Burnout se caracteriza por ser un proceso que va creciendo de manera progresiva si no se toman medidas para impedirlo. Esto puede provocar que el desgaste laboral evolucione y alcance otros aspectos como los ideales y la percepción de los logros. A medida que avanza, la frustración comenzará a estar presente de manera constante y podrá evolucionar a estados más graves.

Si presentaste más de uno de estos síntomas, te recomendamos que reduzcas los niveles de estrés laboral y acudas con un especialista.

Referencias:

http://www.dmedicina.com/enfermedades/psiquiatricas/sindrome-de-burnout.html

http://blog.occeducacion.com/blog/bid/297783/7-se%C3%B1ales-de-que-sufres-el-sindrome-Burnout-en-el-trabajo#.WJn4gWThCM4

https://psicologiaymente.net/organizaciones/burnout-sindrome-del-quemado#

Like what you read? Give Simplex Mx a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.