GUERRA DE LÁPICES EN EL FRENTE NACIONAL FRANCÉS

Hoy los franceses están presenciando un verdadero drama familiar, que ya tiene todas las características de una tragedia griega. La ruptura entre Marine Le Pen, presidenta del Frente Nacional y su padre, Jean-Marie, fundador del partido, ya es definitiva y día a día suma un nuevo capítulo, aún más dramático y tormentoso. Un parricidio político, que terminó con Jean Marie le Pen internado por problemas cardíacos en el hospital.

Él se esfuma, ella se resiste a perder el poder. Los Le Pen viven su propia guerra.

La crisis final estalló el 2 de abril por una provocación del patriarca de 87 años, cuando por cuarta vez en su carrera política, indicó que las cámaras de gas en los campos de concentración eran un “detalle” de la Segunda Guerra Mundial. También abrió nuevos frentes, llamando “inmigrante” de forma despectiva al primer ministro francés de origen catalán, Manuel Valls y sostuvo que los homosexuales “tienen el sentimiento de estar un poco al margen de la sociedad”.

Su hija Marine, en un intento por desinstalar la idea de que el Frente Nacional es un partido racista, xenófobo y antisemita, entró en una guerra definitiva con su padre. Decidió que había que eliminar su status de presidente honorario del partido que él fundó y que hoy ella preside como su heredera. Jean-Marie Le Pen finalmente renunció a presentarse como candidato del partido a las elecciones regionales de fin de año, cinco días después de que su hija anunciara su decisión de boicotearlo. Pero lo hizo a favor de su nieta Marion, hoy diputada nacional y probable heredera de Marine.

La guerra de los Le Pen sucede en el peor momento para el Frente Nacional, cuando están perdiendo cada vez más votantes. Entonces, ¿las disputas al interior de la familia Le Pen terminarán de debilitar o desdiabolizarán al Frente Nacional definitivamente?

Para comprender cuál es el contenido y el alcance político de la guerra de la familia Le Pen, la periodista Danielle Raymond entrevistó a Jean Jacques Kourliandsky, doctor en Historia y encargado de investigación en cuestiones ibéricas del Institut de Relations Internationales Stratégiques (IRIS) de París.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Gastón Pulero Lafourcade’s story.