Un Emprendedor con ADN de Impacto: Rafa Achondo

Historias B que nos inspiran

Rafa Achondo, oriundo de Chile y actualmente residiendo en Colombia, se define a sí mismo como un emprendedor entusiasta, con ganas de cambiar la manera de hacer negocios a través de la gestión de talento.

Estos últimos días contamos con su presencia en la última edición de ExpoNegocios dónde habló sobre el “ADN de Impacto”, haciendo énfasis en el talento como herramienta fundamental para lograr una economía sostenible.

Posteriormente, nos dio tiempo de hacer una pequeña entrevista que hoy queremos compartir con vos.

- De publicista a emprendedor social ¿Cómo lograste enlazar tu profesión con el desafío de emprender de manera diferente?

Elegí la carrera de Publicidad porque me gusta el marketing, el vender una idea, lo que generan los mensajes en la gente. Pero sobre todo por la parte comercial, el desafío de persuadir, convencer o intentar transmitir una idea o emoción a otra persona.

Mi trabajo me conectó mucho con gente nueva, me dio encuentros donde se intercambiaban historias y experiencias y con ello la oportunidad de conocer personas que se volvieron potenciales colegas o socios. Tiempo después se dió la oportunidad de vincularse a TECHO, para apoyar en la captación de fondos a través de sector prívado, cooperación internacional y donaciones de individuos. El proyecto me encantó porque era un gran desafío en lo profesional, pero también por lo que significaba trabajar directamente con familias en situación de pobreza extrema y ver como jóvenes de toda América Latina se relacionaban con ellos a través de algo tan concreto como lo es la construcción de una vivienda.

Entonces ahí lo vincule todo: no solo quería dedicarme a lo comercial, sino a transmitir ideas que lo inspiren a uno para querer cambiar la realidad de su comunidad.

Rafa Achondo en la úlltima edición de ExpoNegocios. Cortesía PTF

- ¿Cómo pasaste de TECHO a matteria?

De techo en realidad pasé primero a crear la empresa Pegas con Sentido en Chile junto con otros socios, por que considerábamos hacia falta un canal que vinculara a organizaciones de alto impacto, con los mejores profesionales dispuestos a generar cambios positivos a nivel económico, social y ambiental. Luego decidimos separar operaciones, y en Colombia abrimos Matteria. Si bien ambas empresas apuntan a un mismo objetivo, ser Headhunting con foco en sostenibilidad, Matteria tiene una forma de operar con una mirada más global.

- ¿Cuál es el proyecto principal de Matteria al día de hoy?

En Matteria atraemos y gestionamos talento para las organizaciones privadas, públicas y civiles que están cambiando el mundo, a través de modelos de negocio que generan impacto positivo a nivel económico, social y ambiental. Estamos metidos en temas que nos tienen super motivados: energías renovables, exportación de chocolate, café, frutas y verduras de origen orgánico, pesticidas orgánicos que no dañen la salud de las personas y el medio ambiente, empresas de comercio justo, empresas que hacen turismo sostenible agregando a valor a comunidades entre otras. No le negamos un café a nadie, pero para poder trabajar con nosotros necesitamos saber que vos como empresa estas deseando construir un mundo mejor. Es decir, está bien ganar plata y espero que todos ganen mucha plata con lo que hacen, pero que no solamente ganes vos algo sino todos quienes rodean tu cadena de valor.

Propósito de Matteria. Fuente: Sitio Oficial

- ¿Hay alguna dificultad que hayan tenido que sobrepasar con tus socios a la hora de crear y sostener Matteria?

Sí, muchas dificultades se presentaron. Emprender en América Latina no es fácil, en parte porque el Estado en general y los gobiernos no están pensando de manera seria en el emprendimiento como motor de una nueva economía, por lo que las dificultades son muchas. La mayor parte de las herramientas y modelos disponibles benefician a las empresas más grandes. El sistema tributario es también otro factor a tener en cuenta, hace mucho daño a las pequeñas y medianas empresas, ahogando con impuestos a empresas incluso antes de comenzar a facturar. El nivel de confianza de las entidades financieras en el emprendimiento es muy baja, lo cual hace complejo el acceso a capital sin comprometer participación de tu negocio.

Una vez superada esa etapa, lo difícil se presentó en cuanto a nuestro trabajo de consultoría, donde el principal desafío es construir relaciones, pues tu cliente (la empresa) pone en tus manos la búsqueda de un nuevo integrante para su equipo de trabajo. Estas relaciones son de confianza y se construyen sólo con el correr del tiempo. La labor que tenemos es compleja, porque no vendemos una gaseosa o un chocolate, nosotros conectamos personas. A veces, alguien puede tener todas las características para encajar con el perfil ejecutivo que se busca, pero por diversos motivos no logra adaptarse a la empresa.

- Ante las dificultades que se presentaron ¿Qué hizo que no se rindieran para lograr conformar esta empresa?

Nosotros nos inspiramos en esas personas con ganas de cambiar el mundo. Más allá de buscar excelencia en lo técnico, nuestro equipo prioriza la selección de perfiles que puedan conectarse con el ADN de tu organización, y que demuestren compromiso con un impacto positivo a nivel económico, social y ambiental en cada una de sus decisiones.

Equipo Matteria. Fuente: Fanpage Matteria

- ¿Cómo fue que se encontraron con el concepto de Empresa B?

Conocimos Sistema B porque una de las personas que trajo el modelo a América Latina era un ex — Techo, al que conocíamos de años atrás. Y era de nuestro mismo grupo, con nuestros mismos ideales. Ahí es donde te das cuenta de que muchas veces son los mismos actores los que están impulsando el cambio. Nos presentó el modelo de lo que era una Empresa B y apenas terminó de hablar nosotros dijimos “somos de estos”, de aquellas personas que quieren utilizar las herramientas de los negocios y el mercado para mejorar el impacto económico, social y ambiental positivo.

- ¿Cuáles fueron para vos y tu equipo los beneficios y también los desafíos que te plantea el formar parte de la Comunidad Global B?

El mayor beneficio es la sintonía. Cuando yo me siento a charlar con otro empresario B (De hecho, muchos de ellos trabajan con nosotros), tenemos en común un montón de aspectos éticos: valores, ideales, etc. Que te hacen pensar en un “estamos en las mismas”. Tenemos buenas prácticas dentro de nuestras empresas, no porque seamos mejores personas, sino porque es lo que corresponde hacer. En cuanto a los desafíos, ser B te lleva un escrutinio constante. Hay una exigencia de perfeccionarse siempre y de tratar todos los días de hacer las cosas mejor todo el tiempo.

- ¿Hay algún mensaje que quieras dejar para aquellas personas o empresas que no están seguros de formar parte de Sistema B?

Les diría que la invitación a formar parte de esta Comunidad está super abierta, pero la verdad es que, para mí, no existe otro camino. El mundo hoy día o tiene empresarios que comprendan los desafíos económicos, sociales y ambientales que tenemos o simplemente no tendremos mundo en muy poquito tiempo. Hemos generado una brecha social enorme, una concentración de riqueza sin precedentes, niveles de corrupción que destruyen las confianzas, tragedias humanitarias que día a día nos avergüenzan y un consumo mucho más ambicioso de lo que el planeta puede soportar.

Lo que estamos viviendo es una bomba de tiempo y estamos en el punto justo para detenerla. Tenemos que ser capaces de crear modelos donde todos ganemos para tener una vida digna. Esto no es “hippie” ni es “revolucionario” es una realidad que debemos afrontar y de la cual debemos hacernos cargo. Está más que demostrado que, hoy en día, aquellas empresas que adoptan ciertas políticas de sostenibilidad y abogan por mayores derechos de sus trabajadores son las más rentables.


Si queres conocer más acerca de Matteria, te invitamos a que sigas su Fanpage y Twitter y a que visites su Página Oficial.


Redactado por Guadalupe Acosta

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.