La Basura en Tiempos de Crisis:

Una apuesta de construcción de comunidades sostenibles.

No es difícil entender el porqué la basura es un problema de interés público. No hace falta ser un genio para asumir que a nadie le gustaría estar rodeado de insectos, ratones y olores ofensivos invadiendo nuestros espacios de estar. La basura de por sí, es la acumulación de todos nuestros excesos empacados de manera discreta para ocultarlos; ocultar ese problema que en últimas corresponde a cada uno de nosotr@s, aquellos que vivimos en sociedad.

“El metabolismo de un ser vivo es equiparable en cierta medida con la manera en la que funcionan las grandes ciudades…”

El metabolismo de un ser vivo es equiparable en cierta medida con la manera en la que funcionan las grandes ciudades, no hay organismo tan prudente y capaz de consumir exactamente lo que su cuerpo le exige en dosis exactas, sino que se requiere obtener de cada alimento sus componentes nutritivos y eliminar los excesos a través de diferentes mecanismos. La diferencia radica en que la basura (excesos) que nosotros generamos como ciudad no es sostenible siendo incapaz de volver al ciclo natural, durando cientos o miles de años en ser degradada de manera natural. La generación de basura en comunidades podría ser controlada y mitigable, convirtiéndola en materia aprovechable y creando hábitos de consumo y desechos más responsables.

En esto nos basamos unos meses atrás cuando nos delegaron crear una propuesta para la construcción/ampliación de los depósitos de basuras (una mera obra civil). Nuestro propósito fue idear una estrategia para atender una “emergencia sanitaria” que se veía venir en un conjunto residencial al norte de Bogotá. Se les exijía derribar las instalaciones de los depósitos de basuras donde se acopiaba la basura de 2 o 3 días de 480 apartamentos (alrededor de 1500 habitantes). La mayor preocupación de la comunidad para entonces era la ampliación de los depósitos de basura restantes y la cercanía que estos quedarían a las viviendas. Por otra parte, nosotros visualizabamos una oportunidad para la transformación de los valores de consumo y desecho de esta comunidad.

“#LaGenteSomosTodos representa parte de la responsabilidad que simpre le asignamos al otro excluyéndonos del problema”
Caneca 3D

Para ayudarnos a resolver la incógnita, optamos por el Principio de Parsimonia, entendiendo que la solución más simple podría ser la mejor, ideamos una encuesta sencilla acompañada de la posibilidad de que la gente comprara una caneca que le facilitara la separación de la basura en la casa, o que al menos creara la necesidad futura de tenerla. Como era de esperarse, los resultados de la encuesta parecían no corresponder a la realidad de la situación.

La mayoría de gente aseguraba que la principal razón por la cual “la gente” no separaba la basura en la casa era debido a la pereza (57,5%), seguidos de afirmar que pareciera ser un esfuerzo en vano (31,5%), sin embargo de los encuestados, el 68,5% afirmó separar siempre la basura en casa, otro 20,5% dijo separla a veces, y un asincerado grupo del 11% confesó nunca separarla.

“para qué gasto mi energía tirándola a la basura”.

A lo mejor tenían razón al decir que la pereza era la principal causa para no separar la basura, sin embargo, se podría considerar que la “pereza” más bien correspondería a una falta legítima de interés por falta de resultados tangibles. En otras palabras, “para qué gasto mi energía tirándola a la basura”.

Fue así que ideamos una receta ideal:

Gestión Integral para el aporvechamiento de los residuos sólidos.

No podríamos construir una solución (mera obra civil) sin la participación individual de la comunidad. La sostenibilidad no se puede fundamentar en la entrega de análisis de precios unitarios o cotizaciones, planteamos propuestas de valor para la formulación de soluciones en el corto, mediano y largo plazo.

Difícil es intentar convencer a una comunidad de gastar dinero en una construcción si este no se ve representado como una inversión. Sin embargo, en las comunidades se tejen fibras que transcienden más allá de lo económico. Son fibras escondidas, que si no son forjadas en valores positivos pueden llegar a ser nocivas. Nosotros optamos por plantearle a la comunidad un incentivo tangible, una estrategia de gana-gana entre la comunidad — asociaciones sin ánimo de lucro — medio ambiente.

La propuesta fue bien recibida (y afirmada por la encuesta, 95,8% estaría dispuesta a donar sus residuos para apoyar fundaciones sin ánimo de lucro), debido a que a su vez se planteaba involucrar a través de metodologías innovadoras (Design Thinking) a los diferentes grupos de interés para crear la solución a la medida ideada por la misma comunidad, acompañada de una obra civil (reconstrucción de despósitos de basuras) que materializara la necesidad de poder acopiar los residuos aprovechables que serían destinados para apoyar causas altruistas, aportando valor desde la comunidad a partir de esfuerzos reducidos, generando habitos de consumo mucho más consientes, responsables, mitigando la posibilidad de una alerta sanitaria y tejiendo valores positivos que incentivaran la construcción de una comunidad sostenible.

Diseño: Arq. Miguel Leo — Jestar Ideas y Construcciones S.A.S

En cuanto al diseño del nuevo depósito de basuras se contemplaron aspectos sanitarios de fácil limpieza, buena ventilación, y como valor agragado cuenta con una cubierta vegetada con plantas aromáticas para reducir la flucutación de temperatura al interior evitando así la dispersión de olores ofensivos. A su vez, se realizaron cálculos para determinar la producción total acumulada que debía soportar. El concepto de diseño corresponde a la misma línea arquitectíonica que tiene el resto del conjunto residencial. Sin embargo se espera que el diseño cambie según las necesidades que surgan a partir del Design Thinking.

A pesar de que a la fecha no se ha definido nada sobre la aceptación de la propuesta, estamos convencidos de que será posible vincular a la comunidad para realizar una eficiente separación de residuos y disminución de los desechos no aprovechables a través de la sensibilidad social, ya que el costo de poder ayudar de manera directa y transparente a poblaciones vulnerables a través de pequeñas acciones (en casa) sería el mayor incentivo para la recuperación de una inversión obligada para evitar una tragedia sanitaria.

Esperamos continuar escribiendo esta historia con hechos, en caso de poder desarrollar a satisfacción la propuesta.
Diseño: Arq. Miguel Leo — Jestar Ideas y Construcciones S.A.S

Enlace de la encuesta realizada presencialmente: https://docs.google.com/forms/d/1HlTPEDSMl_HglZeJ7eWb3IEaKzDYjG7RSFe1n-sSZHQ/prefill

#IngenieríaParaLaSostenibilidad

Jestar Ideas y Construcciones S.A.S

Bogotá, Colombia

Calle 52 No. 21–04