¿Cepillo de Bambú?

Uno de los temas que más me preocupa de ser 100% sostenible son mis dientes: tengo encías sensibles y sé que más adelante, si no las cuido bien, pueden degenerarse. Hoy en día ya tengo un ritual de limpieza que me ha ayudado mucho en este tema, pero sí es verdad que consumo mucho plástico (cepillo de dientes, crema dental, seda dental, etc.). Estoy dispuesta a probar cosas nuevas, pero sobretodo a investigar mucho, dado que muchas soluciones son relativamente nuevas, no han sido científicamente probadas y me da miedo que en unos años veamos las consecuencias de estas acciones.


No estoy diciendo que lo que ya usamos sea lo mejor. Está comprobado que la crema dental y otros productos como el enjuague bucal contienen químicos tóxicos como el Fluoruro de Sodio, Triclosan o el Sulfato de sodio pero hay que tener cuidado con lo que los reemplazamos. Hace unos meses investigué un poco sobre el tema y me encontré con varios artículos en donde exponen que lavarse los dientes con bicarbonato de sodio todos los días puede dañar el esmalte de los dientes causando caries y hasta pérdida de piezas después de varios años de uso. Esto me asustó mucho ya que el bicarbonato es uno de los principales ingredientes en crema dental casera.

Es por esto que el cambio en este aspecto será lento y cauteloso ya que no quiero tener consecuencias más graves más adelante. Por lo tanto, he decidido comenzar con algo que hace la diferencia en reducción de plástico pero que no me hace probar soluciones aún no probadas. Así, hace unos meses, empecé a utilizar un cepillo de dientes de bambú con cerdas de nylon natural. Encontrarlo no fue fácil ya que en el mercado hay unos de bambú pero con cerdas de Nylon sintético que no se descomponen ni son ecológicos. Éste lo encontré en una tienda Sello Propio que viene en un empaque de 4 pero en Amazon venden packs de 12 cepillos (3 años de cambios) de la marca Brush With Bambú que también son muy buenos y sostenibles. La mayoría del empaque era de papel, aunque también traía un poco de plástico.

Éste es un cepillo de dientes que, cómo ven en la foto, es muy parecido al que usamos diariamente de plástico. Es suave con las encías y llega bien a las partes de atrás, pero lo mejor de todo es que es completamente bio-degradable ya que el bambú y el nylon natural se descomponen en 1 o 2 años. Mi esposo y yo lo hemos estado usando y no hemos notado diferencia alguna con los de plástico. Lo que sí puedo decir es que siento los dientes más limpios y me puedo llegar bien atrás de la boca, donde antes no llegaba con un cepillo de plástico. Además, hace que me sienta bien conmigo misma por no estar contaminando más el medio ambiente.


Originally published at cienporcientosostenible.tumblr.com.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.