Me cambia a DivaCup y no me arrepiento

Este post es para todas aquellas que quieren intentar la copa menstrual pero todavía no se atreven a hacerlo. Les cuento que mi experiencia con la Diva cup ha sido muy positiva desde el principio y ahora la recomiendo cada vez que puedo.


Todo comenzó hace más de ocho meses cuando leyendo sobre temas de sostenibilidad, descubrí que los pañales, las toallas higiénicas/compresas y los tampones toman 500 años en degradarse. Por supuesto entre en shock y decidí investigar sobre diferentes alternativas y marcas hasta que encontré la Diva Cup. Me gustó mucho su forma, la vida útil que tiene, el material, toda la información que tienen en su página con gráficos y que es una de las más fáciles de poner, según muchos artículos que leí. Durante un viaje que hice a USA fui a Whole Foods y la compre. Les digo que les falto aplaudirme en la caja y ponerme más roja de lo que ya estaba ya que muchas de las que atienden se acercaron y me felicitaron por haber tomado esa decisión.

El primer mes que la use les confieso que estaba un poco asustada ya que viene con un librito sobre instrucciones y WARNINGS, además que el tamaño intimida un poco; no creí que mi cuerpo fuera capaz. Hice mi primer intento y todo fue muy bien pero lo que si les recomiendo mucho es que roten 360° la copa una vez adentro para asegurar que abrió y se adaptó bien a las paredes de la vagina. Una vez no lo hice y se subió bastante, me tocó hacer cunclillas en el piso para bajar la vagina y así poder extraerla, no fue tan grave pero si es un poco incomodo y casi tengo un ataque de pánico. Ese primer día me puse una compresa y fui al baño 80 veces a revisar que todo estuviera bien pero a lo largo de los días te vas acostumbrando más y ya confías en el producto. Pasado ese primer día, todos han venido mucho más fáciles. Me dí cuenta este último mes que si me la pongo en la ducha antes de apagar el agua me entra mejor. Tal vez sea por lo que el agua caliente me relaja y como que todo fluye mejor.

Estoy muy contenta por haber hecho el cambio ya que me dí cuenta que no es tan complicado como lo pintan. Es un producto fácil de lavar, de mantener, dura mucho más en tu cuerpo que un tampón (hasta 12 horas sin problema), no es tóxico para tu cuerpo ni para el medio ambiente, es cómodo para hacer deporte y además me han dicho que si te vas de camping (yo no soy mucho de ese plan) no tienes que estar buscando un lugar para depositar la toalla higiénica/compresa o el tampón ya que el liquido se puede poner directo en las plantas.

Creo que todo este movimiento hace que te conectes con la naturaleza y con tu propia feminidad, hace que no tengas asco a un proceso de tu cuerpo natural y hasta puedes identificar si estas ovulando o no ya que muchas veces podemos sangrar y no ovular.

A todas las que están indecisas, las invito a probarla. Yo tenía mis dudas pero desde que la uso no me arrepiento ni un minuto. Adiós a las toallas higiénicas / compresas y tampones


Originally published at cienporcientosostenible.tumblr.com.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.