Los cobardes gestos fratricidas: ¿alguien lo vio a Camau?

Esa misma noche del 15 de septiembre mientras Colombi salía en caravana por las calles de la ciudad para festejar, la interna y el enfrentamiento interno en el PJ se evidenció muchísimo más. Revelados los primeros resultados Camau le quiso achacar a Fabián Ríos por los números. Éste, viejo zorro forjado desde su juventud en la política y el peronismo lo dejó callado con otras verdades. Cuando salieron a dar la conferencia de prensa, la cara de Ríos era de un indisimulable mal humor. Nada volvió a ser igual.

Después del 10 de diciembre, Camau se quedó sentado esperando que lo llevasen a algún lado mientras se comenzaba a gestar su definición política. Terminó como Secretario de Deportes de la Nación, algo que nunca quiso en realidad, que lo vuelvan a asociar al deporte.

Desde el momento que tuvo un nuevo trabajo arrancó una serie de idas y vueltas, de amagar que se iba, llegando incluso a no garantizar su permanencia en el Partido Justicialista. También llegó a sentarse y a compartir momentos de risas con Ricardo Colombi, ¿habrán profundizado sus vínculos políticos?

Pero de un día para el otro la actitud cambió cuando confirmó que va a ir por más protagonismo dentro del Partido Justicialista, presentándose como la renovación y el cambio, aunque acompañado por dirigentes de vastísima trayectoria y algún que otro dirigente juvenil. Luego comenzó a hacer duros comentarios con la conducción del PJ que pegaron de lleno y generaron mucho malestar, entre otros temas, por exigir transparencia.

El día del Congreso del Partido Justicilista llegó, todos esperaban que Camau de explicaciones de sus duras acusaciones y críticas. Sin embargo, el Secretario de Deportes no apareció por los pasillos del Sindicato de Luz y Fuerza… ¿cobardía? Fueron sus lacayos, a quienes se los vio defenderlo, criticar a Ríos. A otros lo encontraron mandándole fotos y contándole minuto a minuto todo lo que pasaba. Él estaba cómodamente ubicado en sus oficinas de Buenos Aires entre Moreno y Belgrano. ¿Por qué decidió no dar la cara al congreso del partido que él pretende dirigir? ¿Cómo no va a dar la cara después de todo lo que dijo? Posiblemente piense que el PJ es un espacio que puede dirigir a través de laderos por mensajes de texto.

El Congreso fue duro, con muchos cruces y enfrentamientos, ¿por eso no quiso ir Camau? Pero el quiebre interno ya es insostenible y posiblemente se dirima en internas a fines de marzo de 2015. Camau irá por todo, si es que aparece esta vez, mostrándose como la renovación (renovación con Rubín, Cemborain, Alterats, parte del martinezllanismo, y más), contra Fabián Ríos y quien lo acompañe. ¿Habrá más candidatos?

Fabián Ríos renunció a la conducción del PJ, así que Camau va a tener que hacerse cargo del proceso interno y darle la transparencia que exigió, si es que esta vez da la cara y no manda a alguno de sus lacayos otra vez a que le manden fotos y comentarios minuto a minuto.

El proceso interno de cada partido político real, es siempre virulento. Pero el del PJ es especialmente fratricida, la actitud de Camau con sus acusaciones en un momento complicado para el partido no fueron beneficiosas y su desaparición del Congreso tampoco es bueno. Acusaciones y palabras que perjudican a la gestión municipal incluso. Lo importante es que todo quede dentro del PJ y seguir con la construcción. Si es que Camau no se vuelve a esconder.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated PabloMiguel’s story.