5 poemas y una resaca

1.
Era mártir de un adiós,
O despojo de un amor.
Era obsecuente al vacío
un charlatán autista
Un ombligo que ya no era el mundo,
un mundo que no era ombligo.
No había paz
ni un gesto de ternura 
como bisectriz del sueño y la realidad
Era un mártir de un adiós
con sabor al reflujo de la cerveza
notablemente alcoholizado
notablemente enamorado.

2.
La gente está torcida,
dibuja cruces en el aire. 
Un sujeto entró al bar y bebió
Bebió tanto pero no tenía sed,
bebió para tener sed. 
Como quien ama para poder amar,
como quien vive para vivir
porque no sabes que haces
hasta que lo haces.

3.
Hay un gato en mi ventana,
suele ronronear con un blues
y pega manotazos al aire. 
Quisiera ver lo que ve
quisiera creer lo que cree ver
quisiera tener algo en que creer
más que algo para ver. 
El ver las cosas, ese deseo mundano
no se compara con solo creer en ellas
la creencia le pertenece a la curiosidad
la vista es solo una ceguera manejable.

4.
Perdón que no te he escrito,
me gusta estar solo
con un libro
con una canción
con un pedazo de pan duro
con la heladera vacía
al fin y al cabo estar solo
era eso. 
poder cambiar las cosas
o que no importen como estén. 
Pero te escribo
No es que quiera cambiar las cosas
solo necesito algo nuevo que no quiera cambiar
como poder mirarte bebiendo café
y ver tus pechos a contraluz

5.
El humor me ha salvado
nuevamente, parece cotidiano
no lo es en realidad.
Es algo muy extraño, no reí
pero el humor está allí como el aire.
hay que estar ahogándose en penas
para darse cuenta que te salva.

Hace una hora volví del bar, he bebido hasta el cansancio como quien dice. Pero no me siento cansado, tengo sueño y estoy distraído. Eso no es cansancio, nadie sabe que carajo es el cansancio ¿sabes por que? porque no han bebido nunca a espaldas del corazón. No se han alcoholizado en la vergüenza, en el egoísmo, en la falta de sueños. Todos beben para irse de aquí, para no ser quienes son. Yo bebo para ser quien soy, para volver aquí porque aquí hacen buena cerveza artesanal y porque estoy enamorado de una mujer indescifrable y lo indescifrable no te cansa, al contrario te hace inmune, si es decir…estoy algo loco por ella, la he visto beber café y reír de mis ojeras, era lo mejor porque el sexo era bueno, el desayuno lo comprobaba.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.