Donde nos encontremos.

Te veo por la radio, en la introspectiva
en la circunferencia emocional,
que carece de dirección, de destino.
En la neblina de la respiración
del ocaso de suspiros enfrascados
en la garganta, en la boca, en el olvido.
En los ratos de mirar la pared,
una ventana se dibuja por la sed,
Porque la libertad le pertenece al amor
y no así el amor no le pertenece. 
Porque en donde te encontré
solté el mundo, cayó a mis pies
y donde te encontré caí a tus pies.

Viajamos juntos, te vi reír
y en tus manos inquietas, 
mientras mordías tus labios,
en la ventanilla me refleje,
en la ventanilla me vi sonreír.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Mantri*’s story.