¿Las calles del pasado o del hoy?

Durante la situación insegura en Venezuela por las grandes protestas y alboroto sucedido por la corrupción de los gobernadores, el problema monetario, gran cantidad de petróleo, incluso el Golpe de Estado. Rctv iba perdiendo producción por lo cual necesitaban algo que llamase la atención del público.

Por estas calles, una novela creada por Ibsen Martínez con el fin de mostrar la realidad del país a los Venezolanos…

Coloquialmente comentan mis padres:

Muchacha, si algo nuevo acontecía y aparecía en las noticias, ya al día siguiente esperabamos que fueran las 9:00 de la noche pa’ esperar que nos dramatizaran lo ocurrido.

Como puede notarse, no había una historia como tal al comienzo de la telenovela. Sólo giraba en torno a una profesora quién fue inocente de una acusación de asesinato, ¿injusto, no? Tristemente esto suele ocurrir siempre en nuestro país, falsas acusaciones hacia personas inocentes dejando en libertad a grandes delicuentes o simplemente gente con culpa, y esto es debido a la corrupción, muy típico en nuestras calles. Pero en la propia telenovela comentan esa frase “La justicia no es gratis”, por lo que la profesora se oculta bajo otra identidad.

Al inaugurarse por estas calles, comienza a conocerse la realidad de nuestros días en el país, la corrupción sobretodo. El como sobrevivimos los venezolanos estando en tiempo de crisis.

¿Por qué el nombre por estas calles?

Todo surgió después de haberse reunido y tener una conversación con el artista Yordano, quién tiene tiene una canción que lleva ese nombre, la cual describía exactamente la situación del país, sin pelos en la lengua, como quién dice.

El mismo Yordano comenta:

Esta telenovela es una maldición, y desearía que no tuviera vigencia.

Tantas historias nos muestran en esta novela, como el de una mujer venezolana que espera casarse con un hombre millonario que la saque de su pobreza. La del joven de pocos recursos que acude al hampa para salir de la pobreza.

Son tantos casos trágicos que suceden en nuestro país que por necesidad, las personas se van hasta por los peores pasos para seguir adelante, triste pero cierto.

Esta novela fue evolucionada en una época donde la televisión se negó a la desaprobación por parte de la autoridad. Al percatarse que la novela nos señala más la verdad, el gobierno por conveniencia propia se ocupa de ocultarla para prolongar un pueblo propenso a sus determinaciones. El gobierno decidió cerrar el canal calificandolo “traidor al pueblo”.

Por estas calles, tuvo la capacidad de difundir mensajes sobreentendidos y ocultos. Un mundo donde el dinero es más importante que la vida, un mundo donde la ley y el orden está en juego.

Salvador Passalacqua