Desarrollar una cultura de cumplimiento normativo, un gran reto organizacional

Es el reto más difícil para un compliance officer o controller jurídico. Así lo considera más de la mitad de los participantes en el II Congreso Internacional de Compliance, organizado por la firma especializada en soluciones tecnológicas e información inteligente para empresas y profesionales Thomson Reuters y la Asociación Española de Compliance (ASCOM). Asumir esa cultura supone, en mi opinión, un beneficio añadido de reputación corporativa.

Lee el artículo publicado en diarioabierto.es