Un Amor Épico

Hola, gracias por venir. Por favor toma asiento que las manecillas del reloj marcan casi las seis y las tazas de café que pedí vienen en camino. ¿Se que te has de preguntar el por qué te cité con tanta urgencia? La razón es simple: “me enamoré” y creo que necesito un consejo, pero antes de comenzar a hablar necesito que estemos en la misma sintonía y es por ello que debo preguntarte ¿Recuerdas a tu primer amor y lo que sentías por ella? Bueno, ahora podemos comenzar…

Todo es extraño y estoy confundida porque no puedo explicar mi conducta, ni recordar la fecha exacta de cuando me enamoré de él; solo se que cuando lo veo, lo escuchó, lo leo y comento sobre él a mis amigos les digo que él satisface todas mis necesidades, me motiva a ser mejor persona cada día y de alguna manera da equilibrio a mi vida.

Te juro que siento las famosas “mariposas” en el estomago porque él hace crecer a mi ser, mejora mi autoestima, me da pertenencia, seguridad y comprende mis necesidades fisiológicas.

¿Si te preguntas qué tan frecuente nos comunicamos? Nos comunicamos a diario. Por las mañanas al despertar leo lo que ha escrito en Twitter, luego de camino a la universidad lo escucho por la radio y todos los martes lo veo en mi casa y cenamos juntos. Ah y se me olvidaba contarte que gracias al conocimiento que él me ha brindado, mi interrelación social ha crecido y ahora se podría decir que soy “popular”.

He llegado a pensar que nuestra relación es como una farmacia, así tipo 24/7 y que vivo enferma con el móvil en las manos en la espera de saber cualquier noticia de él.

¿Aún me sigues? Te veo y creo que has de estar pensando ¿Cuál es el problema, ella solo está boba por él? Yo también pensaba eso hasta que le dije a Elihu Katz, a Jay Blumler y a Gurevitch lo que siento por este chico y ellos examinaron mi relación y la apodaron “un amor épico”. ¿Sabes por qué la llamaron así? Porque identificaron más de 30 funciones por las cuales yo estoy con él y las clasificaron en cinco categorías: Necesidad cognitiva, necesidad de afecto, necesidad de integración del “Yo”, necesidad de integración social y necesidad de relajarme. ¿Puedes creerlo?

Es en este momento cuando necesito de tu consejo, porque yo ya no se si es amor o dependencia y me preocupa considerar a este chico esencial en mi vida. Asimismo debo confesarte que él no es un santo porque gracias a él también tengo vicios y el que más me preocupa es la adicción a las redes sociales. Por otro lado a veces dejo que su información influya demasiado en mi que hasta podría decir que en ocasiones me manipula. Pero eso no es el problema, el problema es que creo poder vivir con todo eso y aún así ser feliz con él. Ahora Dime ¿Crees que es un amor épico? o ¿Una relación de usos y gratificaciones?

Hey! Por cierto olvidé decirte el nombre del chico… Supongo que en este momento ya no es relevante “quién es”, así que llámalo como yo le apodo cuando estoy de mal humor “medios de comunicación”.