El arco iris de gravedad — Diario de lectura (16)

Leo sobre Pynchon y El arco iris de gravedad en internet. Encuentro una notita de Jeffrey Eugenides sobre los misiles V-2. Habla del epígrafe del comienzo (“La Naturaleza no conoce la extinción; todo lo que conoce es la transformación. Todo lo que la ciencia me ha enseñado, y continúa enseñándome, refuerza mi creencia en la continuidad de nuestra existencia espiritual después de la muerte. — Wernher Von Braun”).

Von Braun fue el desarrollador del V-2 para Alemania. Wikipedia cuenta que Von Braun venía de una familia noble y que, gracias a Verne y Wells, se enamoró tempranamente de la exploración espacial. “El día de su confirmación en la iglesia luterana su madre, aficionada a la astronomía, le regaló un telescopio.” Más adelante Von Braun se graduó como ingeniero y se enroló en el ejército de su país, donde se dedicó al desarrollo misilístico. En 1940 fue adscrito a las SS. En ese ámbito, y en el contexto de la Segunda Guerra, desarrolló el V-2, el misil supersónico que llueve sobre Londres en la novela de Pynchon. Tal como lo explica Pynchon, la novedad del misil no estaba solamente en su poder de alcance, en su autonomía para atravesar distancia nunca antes vistas, sino también en que su velocidad superior a la del sonido lo hacía prácticamente indetectable hasta que lo tenías encima. Cito a Wikipedia: “Para el fin de la guerra se habían disparado 1155 misiles V-2 contra Inglaterra, así como otros 1625 misiles contra Amberes y otros objetivos continentales. Algunos expertos militares creen que, de haber comenzado antes la producción en masa de esta arma, o bien de haber empleado los fondos destinados a su investigación y desarrollo a armamento de carácter más inmediato, el ejército alemán hubiera sido capaz de ganar la guerra.” Cuando ya la derrota de Alemania era inminente, Von Braun hizo un pacto con los EEUU en el marco de la operación Paperclip para cazar talentos detrás de las líneas enemigas. Lo que acá los aliadófilos le reprochan al peronismo. Von Braun se mudó a los EEUU y obtuvo la nacionalidad. Trabajó unos años en desarrollo de misiles balísticos en Texas y más tarde pasó a la NASA, donde desarrolló los cohetes Saturno que pusieron al hombre en la Luna. Se volvió bastante célebre en los EEUU, incluso apareció en un par de programas de Disney sobre el tema espacial. Wikipedia lo acusa de haber usado prisioneros de guerra como esclavos para desarrollar el V-2, pero lo disculpa por haber tenido algunos problemas con la Gestapo y por haber hecho que EEUU ganara la carrera espacial. Incluso en su entrada hay una foto exculpatoria de 1963 de Von Braun con Kennedy.

Cuando se publicó El arco iris de gravedad Von Braun todavía estaba vivo –le quedaban pocos años. ¿Lo habrá llegado a leer? No parece probable.